jueves, 26 de febrero de 2015

La pirámide “alimentaria” del SEO

¿Siente que la dieta de SEO de su empresa no es lo suficientemente equilibrada? Si es así, y anda constantemente a gresca con la báscula por culpa de sus indigestas “recetas” de SEO, no se preocupe. El bloguero William Harris ha confeccionado una pirámide “alimentaria” del SEO con la que llevará una dieta completamente equilibrada en el universo del posicionamiento en buscadores.
En la parte más baja de la pirámide “alimentaria” del SEO está la arquitectura (código adecuado, títulos optimizados de páginas, descripciones relevantes, uso correcto de los encabezamientos, mapas XML, eliminación de errores de rastreo, contenido no duplicado, velocidad de carga de la página web, URLs optimizadas, adaptabilidad a los dispositivos móviles, links internos, etc.). Para llevar una dieta equilibrada de SEO hay que tomar entre 6 y 11 raciones de arquitectura.

A la arquitectura sigue en importancia en la pirámide “alimentaria” del SEO lacreación de contenidos, de la que hay comer entre 3 y 5 raciones. Los alimentos más comunes en el universo de la creación de contenidos son los blogs, las infografías, los “white papers”, los e-books y los vídeos.
El tercer escalón en la pirámide del SEO lo ocupa la promoción (creación de snippets, influencers, distribución de contenidos, anuncios en los social media, etc.), de la que hay que tomar entre 2 y 4 raciones al día.
Más comedidos deben ser los “marketeros” a la hora de incluir en su dieta de SEO la experiencia del usuario (diseño, navegación, usabilidad, entrevistas, usabilidad móvil, etc.) y las señales sociales (“likes”, “shares”, retuits, comentarios en Facebook, etc.). De ambas categorías no hay que consumir más de entre 2 y 3 raciones al días.
En lo más alto de la pirámide “alimentaria” del SEO está el link building (links pagados, suscripciones a directorios, reemplazo de links “muertos”, etc.), que hay consumir con moderación.