miércoles, 28 de enero de 2015

¿Por qué los memes de gatos son tan populares? No se pierda esta curiosa explicación

Los gatos son los dueños absolutos de internet. Esto es una verdad extensible a toda la red y sí usted tiene un gato y no ha tratado de convertirlo en la nueva estrella de YouTube es que usted no entiende nada de cómo funciona la red de redes.
“La gente de todos los países y edades pueden unirse a través de una sola fotografía de un gato gracias a la simplicidad y misterio de estos” explica Thea Hamrén de Mr. President.
Sobre los memes de gatos señala que “se ha pasado de ser una cosa graciosa y tonta que nos enviamos en la oficina a un grupo de más o menos una veintena de gatos que se han convertido en auténticas estrellas de internet que muchas personas siguen religiosamente”. Diferencia dos tipos de dueños relacionados con estas mascotas. Unos que hacen estos vídeos y fotos por amor a sus mascotas y otros cuya única motivación es el dinero. Hamrén cree que el futuro pasa por el segundo camino.

Uno de estos gatos famosos es el apodado como “gato gruñón” que ha protagonizado varios anuncios (abajo se muestra uno) e incluso tiene su propia película.
Ian Forrester, head of insights de Unruly Media tiene la explicación de porqué los memes de gatos gozan de tanta popularidad. “La razón principal por la que los memes de gatos tienen tanto éxito es porque pueden ser utilizados como respuestas para reflejar fuertes emociones y sentimiento humanos”.
Partiendo de esta base ya existe hasta un libro en el que Patricia Carlin le da las pautas que debe de seguir para convertir a su gato en el último fenómeno de internet.
Los gatos pueden convertirse en una oportunidad de negocio aunque en palabras de Harém no cree que haya nada malo en que las marcas y empresas quieran rentabilizar los memes pero reconoce que “no se está haciendo bien”.
Pero lo cierto es que mientras las redes sociales y plataformas se llenan devídeos de gatos o bebés existen otros aspectos que influyen a la hora de que un vídeo tenga éxito puesto que cómo es sabido por todos el secreto de la viralidad no existe.
Lo que sí existen son una serie de respuestas psicológicas que pueden ayudarle a crear un anuncio que sea compartido como son el asombro, la tristeza, el miedo o el enfado y la clave está en seleccionar estas cunado mejor se adapten a nuestra marca.