viernes, 9 de enero de 2015

Cómo mejorar la visibilidad online de tu empresa

Gracias a Internet, con esfuerzo y una buena estrategia es posible conseguir visibilidad para nuestros negocios sin tener que tirar de grandes presupuestos.
Comenzar un negocio online y empezar a vender no es fácil y no es algo que ocurra de la noche a la mañana, sobre todo cuando no somos una gran marca, todavía no nos conoce nadie y no estamos en disposición de invertir en una gran campaña publicitaria de televisión para provocar un mayor impacto y llegar a las grandes masas. Afortunadamente, gracias a Internet, con esfuerzo, una buena estrategia y cierta dosis de picaresca, es posible conseguir visibilidad para nuestros negocios y situarnos en el mapa sin tener que tirar de grandes presupuestos.

Estas son algunas fórmulas por las que puedes apostar si quieres mejorar la visibilidad de tu empresa en Internet:

Posicionamiento en buscadores

El SEO es una de las más potentes estrategias para ganar visibilidad, atraer tráfico cualificado a una web y conseguir llegar a personas que todavía no te conocen pero que buscan lo que tú vendes. El SEO consiste en trabajar toda una serie de factores internos y externos para conseguir que una web cumpla los criterios para “conquistar” a los buscadores y logre situarse en las mejores posiciones en los resultados de búsqueda. Eso sí, no te servirá de nada atraer miles de visitas si luego tu web no está convenientemente orientada a la conversión.

Publicidad en buscadores: Google Adwords

Google barre para casa, así que un atajo para ganar visibilidad mientras el SEO da sus frutos o para complementarlo es recurrir a su plataforma de anuncios o resultados patrocinados.  A la hora de realizar una campaña de Google Adwords, es fundamental hacer un estudio exhaustivo de las palabras claves que realmente te pueden atraer visitas afines y cualificadas, apostar por frases claves de “long tail” (cola larga) para afinar con las búsquedas y reducir la competencia, y medir bien los resultados para poder evaluar la rentabilidad de la inversión.

Publicidad en redes sociales: Facebook Ads

La visibilidad natural de las marcas en Facebook ya no es lo que era.  La buena noticia es que los anuncios de Facebook te permiten aprovechar la gran información que sobre sus usuarios posee esta red social, más que cualquier otra, y segmentar al máximo para poder llegar a las personas que realmente pueden estar interesadas en lo que ofreces.
Lo bueno de los anuncios de Facebook es que puedes realizar campañas muy segmentadas y con un presupuesto controlado y muy pequeño y probar simultáneamente con varias para testear cuál funciona mejor, ya que lo bueno de Internet es que todo se puede medir.

Directorios profesionales de empresas

Los directorios de empresas son una buena opción para situarse en el mapa y captar usuarios cualificados. Eso sí, directorios hay mil y no siempre tienen la calidad deseada.
Es importante discriminar y apostar por directorios de empresas profesionales, caso por ejemplo deInfoesInfo España, donde los usuarios pueden buscar fácilmente empresas y servicios profesionales filtrando por actividad, por provincias, etc., y tú te puedes beneficiar de las ventajas de disponer de un escaparate adicional para ganar visibilidad.
Los directorios temáticos de empresas son igualmente una buena opción para captar usuarios que buscan justo el tipo de producto o servicio que tú ofreces.

Comunicación: Apariciones en medios de comunicación

Para aparecer en un medio de comunicación no siempre es necesario pasar por caja y por el departamento de Publicidad. Eso sí, siempre que puedas ofrecer una información noticiable, relevante, de interés general y en la que el autobombo comercial quede completamente aparcado. Si tu actividad profesional es realmente novedosa, si has realizado una campaña o una acción curiosa, si tu sector está de actualidad por cualquier tema y estás en condiciones de aportar un plus de información, etc., tienes muchas bazas para conseguir que los medios de comunicación te hagan caso y puedas ganar una gran su repercusión.
La clave está en poder aportar algo realmente curioso, novedoso y atractivo que pueda llamar su atención. La startup española Deudae.com consiguió, por ejemplo, que más de una veintena de medios de comunicación se hicieran eco del inicio de su actividad: un servicio novedoso y pionero de compensación de deudas que permite que las empresas y autónomos puedan pagar y cobrar facturas vencidas sin necesidad de liquidez. La morosidad empresarial es un grave problema, la falta de liquidez en una realidad, y el servicio de esta startup cubre una necesidad totalmente actual y que puede interesar a muchas personas.
Conclusión: Deudae consiguió una gran repercusión en todo tipo de medios de comunicación (prensa, radio y televisión) sin tener que pagar publicidad en ningún momento.

Marketing de Contenidos

No es una estrategia que proporcione resultados inmediatos, pero merece la pena considerar su potencial a medio y largo plazo a la hora de conseguir una mayor visibilidad, atraer tráfico, ganar posicionamiento en los buscadores y generar un mayor engagement con los usuarios.
La clave del Marketing de Contenidos es tener muy claro a quién te quieres dirigir, conocer muy bien a tu público objetivo, sus necesidades e inquietudes y crear contenidos atractivos que cubran su demanda de información, formación o entretenimiento, y que sean capaces de aportar valor. Nuevamente, el autobombo comercial debe quedar en un segundo o tercer plano. Lo importante aquí es el usuario, tu potencial cliente, y lo que necesita, no tú.

Marketing de Guerrilla

La creatividad y la imaginación tienen su premio y pequeñas acciones online han demostrado su capacidad de conseguir grandes resultados, un impacto importante y de hacerse muy virales a muy bajo coste. Ésta es precisamente la filosofía del Marketing de Guerrilla, gastar poco y llegar al mayor número de personas posible, gracias a acciones modestas pero muy creativas.
El humor, el amor, la tristeza, el miedo,… Las emociones humanas y la empatía son las claves para intentar dar con la tecla de la viralidad. No hay una fórmula secreta, pero se trata de tirar de imaginación y probar.