jueves, 29 de enero de 2015

El peor error SEO es no tener una página web

No tener página web es como ser invisible en internet. Algo tan obvio que incluso cuesta creer que sea necesario decirlo. Es impensable que a día de hoy alguna marca o empresa que quiera tener relevancia online todavía no tenga web.
Sin embargo no es tan elemental como parece. Según indica el estudio publicado por Deluxe, 1 de cada 3 pequeñas y medianas empresas todavía no tiene su propia web corporativa. Lo cual implica que 1,5 mil millones de estas organizaciones carece de una presencia online efectiva.

Incluso el propio Matt Cutts recientemente hacía una de sus habituales apariciones online para hacer un llamamiento en este sentido. Según sus declaraciones, si no tiene un sitio web, es invisible en internet. Si tiene una empresa importante, a Google le interesa saberlo. Una llamada de atención en toda regla para aquellas empresas que no tienen claro la finalidad de tener una página web.
Por tanto, la peor estrategia SEO que podemos tener es no disponer de un sitio propio, ser dueños de nuestro propio espacio en internet. Ante la carencia de este centro de operaciones, la presencia en las redes sociales nunca podrá obtener los mismos resultados, que si dirigimos todos los esfuerzos a nuestro cuartel general. Un lugar donde acoger a los clientes interesados, y en torno al cual diseñar toda la estrategia de marketing digital.
En este cuartel militar, son las marcas las que marcas las reglas del juego, sin estar a merced de los incesantes cambios en la política de actuación en las redes sociales; cambios de interfaz, o en cuanto a la relación con su comunidad. Asimismo, son dueñas de su propio contenido. Un contenido que obra en favor de la marca, mejora su relevancia en internet y genera confianza.
Las redes sociales no están en disposición de ofrecer estas ventajas, ni de garantizar que mantendrán los criterios y pautas de conducta que a día de hoy siguen.