martes, 12 de marzo de 2013

Cómo evitar que tu social media marketing sea una pérdida de tiempo


A lo mejor tus esfuerzos se están concentrando en luchar contra corriente: en ir contra los conceptos en los que el social media marketing consigue los éxitos deseados.

Lo primero que hay que destacar, por encima de todo, es que el objetivo principal consiste en "hacer negocios", si, pero con un importante matiz: como los clientes quieren.

Si perdemos de vista las necesidades y los gustos del cliente , anteponiendo cualquier otro, estamos perdiendo el tiempo: nuestros clientes son los que compran/utilizan nuestros productos/servicios.

A partir de aquí, "el Social Media Marketing requiere saber exactamente a dónde se quiere llegar", y a la vez "No es un plan rígido que se completa antes de que comience: es un proceso continuo de cambio que moldea y perfecciona su contenido y sus objetivos después de escuchar a su audiencia en 'tiempo real'". El sentido de la comunicación debe ser del cliente hacia el producto y no al contrario.

Para conseguir realizar una estrategia de Social Media Marketing con posibilidades de éxito concéntrate en estos tres aspectos:

  • Dónde quieren comunicarse con nosotros nuestros clientes
  • Cómo interaccionan en las redes
  • Con qué frecuencia lo hacen
A medida que conocemos más en profundidad los hábitos de nuestros clientes, nuestras probabilidades de éxito se multiplican.

¿A quién estás tratando de impresionar e influir realmente? Aprovecha tus esfuerzos y y céntrate en lo que importa a tus clientes: deja a un lado a tu competencia, no vaya a ser que ellos no se estén centrando en los intereses de sus clientes.

Si te tomas el tiempo necesario para conocer y cuidar de ellos, ellos se ocuparán de ti. Saber qué tipo de cosas ellos valoran y asegurarte que tus comunicaciones y presentaciones van dirigidas a lo que ellos necesitan

No pocas empresas anuncian a bombo y platillo sus éxitos, sus conquistas, sus...,sus....

Cualquiera que sea el propósito, debe ser para el beneficio del cliente y la construcción de una relación de confianza en la organización.

Construye noticias que proporcione valor para ellos: ofrece una consulta gratuita, sé una fuente de información valiosa en relación a sus intereses, realiza presentaciones de casos reales junto con clientes que hayan conseguido sus objetivos, y además asegúrate de que estos materiales son fácilmente disponibles en tu sitio web y en tus espacios de medios sociales.

Una vez que has puesto toda la maquinaria en marcha, no la desatiendas: No existe una peor experiencia para un cliente potencial que no ser atendido y haber creado una falsa expectativa.

Factores como el retraso en contestar, no atender una petición ó no saber manejar una crisis te tumba todas las buenas prácticas que hayas podido hacer con anterioridad, y tú, mejor que nadie, sabe que es muy difícil "re-enamorar" a un cliente decepcionado.

Un artículo escrito por Susana Albares