viernes, 10 de enero de 2014

6 Prácticas esenciales que no puedes olvidar en la estrategia de social media

Las redes sociales se han convertido en una herramienta útil para llegar al público objetivo. Lo que ha llevado a las marcas a centrar su atención en estos canales 2.0. Una actividad con la que no siempre obtienen los resultados deseados. La infografía de Wildfire recoge las premisas básicas e imprescindibles para optimizar la estrategia de Social Media y actuar de un modo profesional en las redes sociales. 

Destinar una parte del presupuesto digital y de branding a acciones de Social Media. 3 de cada 4 empresas reconoce haber obtenido resultados positivos en las redes sociales a partir de la aplicación de estos recursos de las áreas de digital y branding; consiguiendo con ello ampliar los objetivos de la estrategia.

Contar con recursos externos. Según Wildfire, el 65% de las empresas que afirman obtener resultados positivos a raíz de su estrategia en Social Media cuentan con agencias externas para reforzar su departamento propio. Estas organizaciones combinan sus recursos internos con los de estas empresas, con el fin de apostar por la innovación y la creatividad en su estrategia.

Desarrollar distintas acciones para cada marca. Cada marca posee su propia personalidad, atributos y características propias. Por tanto, necesita una estrategia propia y exclusiva para ella. El 60% de las empresas que está satisfecha con sus resultados en las redes sociales cuenta con distintas iniciativas para cada marca. En cambio, el 43% de las marcas que confiesa no obtener la repercusión deseada en los Social Media aplica las mismas acciones en varias marcas.

Establecer objetivos claramente medibles. La efectividad de una estrategia en las redes sociales se puede medir. Siempre y cuando se identifiquen los indicadores clave que permitan conocer la evolución de las acciones. Por tanto, las empresas han de ser conscientes de cómo las redes sociales pueden ayudarles a impulsar su negocio, y diseñar acciones orientadas a conseguir su objetivo. La finalidad de una estrategia de Social Media no puede reducirse a conseguir fans, ni a "estar por estar", sino que es una herramienta para generar engagement, derivar tráfico hacia la web, o conseguir leads, entre otros. El 44% de las empresas que identifican estos objetivos adecuadamente y dirigen hacia ellos su estrategia consigue obtener una repercusión positiva con sus acciones. 

La actividad en las redes sociales se puede medir. Existen herramientas que permiten registrar cuantitativamente las acciones derivadas de la actividad en los Social Media. El 65% de las empresas utiliza algún programa de analítica web, el 71% recurre a las herramientas de medición de marketing social; mientras que el 56% combina el uso de ambos.

Desarrolla una actividad multicanal a través de varias plataformas. Los datos de Wildfire indican que las empresas que están presentes en 5 redes sociales obtienen mejores resultados que aquellas que únicamente están en 2. Bien es cierto que los usuarios utilizan diversas redes sociales, sin embargo, conviene ajustar la estrategia en función del presupuesto disponible. Lo recomendable sería desarrollar una estrategia lo más amplia posible, con el fin de obtener una gran cobertura, pero, frente a la cantidad, siempre prima la calidad, y la capacidad para gestionar una adecuada presencia online en los canales seleccionados.