martes, 21 de enero de 2014

5 Errores que No Debes Cometer en LinkedInd

Cuando se insiste, un montón de profesionales del mundo de los negocios admiten que no son muy activos en LinkedIn porque piensan que la red social profesional de negocios es como “Facebook en un traje”.
LinkedIn es más que una red social o una hoja de vida profesional online estática. La mayoría de las personas no mantienen perfiles activos en LinkedIn, ya que erróneamente piensan que tiene sentido tener un perfil cuando ni siquiera están buscando trabajo. Échale un vistazo a lo que la gente con éxito hace en LinkedIn.
Las personas mantienen perfiles de LinkedIn por diferentes razones. En tu caso, puede ser porque estés buscando tu próxima oportunidad, trabajo, socio de negocios, venta o incluso una solución a un problema.
Además, ahora, las nuevas características, incluso hacen que sea fácil estar más informados y educados sobre las empresas y el desarrollo personal de los líderes de negocios y de las personas influyentes.

Independientemente de la razón por la que utilices LinkedIn, lee atentamente estas 5 cosas que no deberías hacer en LinkedIn:
El error más grande que los profesionales del mundo de los negocios cometen en LinkedIn hoy es no ser parte de LinkedIn en absoluto. Con el 90 % de las empresas que utilizan algún tipo de estrategia de medios sociales para aumentar los ingresos, su presencia online se está convirtiendo en un componente vital de tu marca personal y corporativa.
1. ¡No te saltes tu título!:
Haz lo básico correctamente: Completa tu perfil, personaliza tu titulo. ¿No estás seguro de cuál es tu título secundario ? Es el lugar bajo tu nombre, que por lo general muestra tu posición y la información de la empresa.
El título es lo primero que la gente ve después de tu nombre por lo que necesitas asegurarte de que apareces y lo marcas correctamente. El título determina la frecuencia con que aparecerás en los resultados de búsqueda.
2. No espere a que todo el mundo venga a ti:
A menudo sorprende ver profesionales de los negocios que tienen menos de 50 conexiones en LinkedIn. Piénsalo de esta manera: ¿tendrías la misma reticencia a entregar o aceptar una tarjeta de negocios en una reunión profesional?.
Trata de ver a LinkedIn como la plataforma de redes profesionales en que se está convirtiendo rápidamente y no como un “Facebook en un traje”, donde sólo podrías sentirte cómodo conectando con la gente que conoces bien. Las oportunidades son infinitas si estás preparado para llegar a alguien que podría ser tu próximo vínculo o conexión con esa oportunidad que buscas o incluso con esa empresa a la que deseas unirte.
3. No te olvides de poner las piezas juntas:
Tu personalidad y los antecedentes y orígenes hablan por ti y la empresa que representas en tu ausencia. Rellena la sección de resumen con tu biografía profesional. Únete a grupos de ex-alumnos. Utiliza aplicaciones como la lista de lectura de Amazon para compartir los libros que estás leyendo o la aplicación de WordPress para enlazar los mensajes empresariales que hayas escrito, comparte tus diapositivas, presentaciones , si tienes unos pocas.
No te olvides de llenar las secciones que destacan los idiomas que hablas, las obras de caridad que apoyas o tus intereses.
4. No te olvides de actualizar tu estado en LinkedIn:
Tus cuentas de Facebook y Twitter se están actualizando casi todo el tiempo pero no puedes decir lo mismo para LinkedIn. Las personas tienen una idea bastante clara de lo que estás haciendo socialmente en Twitter o Facebook, pero no en LinkedIn, corrige ese error.
El Status LinkedIn es el lugar adecuado para actualizar tu red acerca de tus logros profesionales y el progreso y a lo que tu vida profesional se dirige.
Demuestra que estás activo y comprometido al compartir lo que estás haciendo en el trabajo, los recursos del negocio que han encontrado útiles, nuevas oportunidades de tus conexiones serán de utilidad.
5. No confundas LinkedIn y Facebook. ¡No falsifiques tu apariencia!
La mayoría de las cosas que compartes en Facebook no se deben compartir en LinkedIn. LinkedIn es casi como una representación de quién eres como profesional, lo que has hecho, lo que estás haciendo y lo que podrías hacer profesionalmente: Haz que sume a tu favor.
Facebook está para las fotos personales, LinkedIn es para las profesionales. Ningún perro o un gato, sin marido, sin esposa, sin hijos, sólo tú y lo que eres capaz de hacer. Cumple con tu yo profesional, si estás pensando en cambiar de trabajo.
Mucha gente enlaza a sus perfiles de Facebook desde sus páginas de LinkedIn. No hagas esto. Lo mejor es mantener los dos perfiles separados.