martes, 6 de mayo de 2014

¿Por qué el pequeño comercio debe estar en redes sociales?

En mi corta experiencia dentro del social media me he encontrado que el pequeño comercio no sabe la verdadera utilidad de las redes sociales.

Pequeña opinión personal con carácter constructivo

Ya sé que es un tema muy usado, sobado, que se ha hablado en todos los eventos y blogs, sobre por qué estás en redes sociales, para qué, etc. pero se seguirá hablando siempre, creo.
En mi corta experiencia dentro del social media me he encontrado que el pequeño comercio no sabe la verdadera utilidad de las redes sociales. Y por eso pienso que antes de montar planes estratégicos, planes de social media y e marketing, debes saber para qué sirven las redes sociales y como se utilizan. Después, ya montarás objetivos y metas, estrategias y mediciones. Opino que la mejor forma es explicar de una forma rasa y coloquial lo que puedes hacer en cada red social, sin tecnicismos, sin grandes pretensiones, y que luego seas tú quien decida donde quieres estar y para qué.

Qué nos impide utilizar el potencial de las redes sociales

A continuación detallo algunas respuestas que he recibido de clientes, que a pesar que no estar la conversación completa entenderás muy bien el contexto.
  • Yo coser (cambiar por la actividad comercial que te corresponda) que es lo mío; pero déjame de redes
  • No tengo tiempo
  • No sé cómo se utilizan
  • ¿Para qué quieres las redes?, yo quiero vender
Creo que debes perder el miedo (de hecho ahora mismo lo estoy perdiendo yo publicando aquí) perder el miedo a lo nuevo, al cambio, a lo que no controlamos. Tienes que ser niño y cuestionar y trastear. Prueba y error. Fallar para aprender y crecer, como la vida misma.
Organízate. Ya sé que es fácil decirlo, otra cosa es hacerlo!! Estarás pensando, y yo aquí metiéndome con tu tiempo. Ya me vale. Igual que haces una venta, llamas a un cliente, preguntas por un producto o te reúnes con un proveedor, debe haber un calendario o agenda de organización del día donde se haga sitio a leer blogs, noticias del sector y relacionarte con tu posible cliente en las redes sociales. A parte claro está que igual que organizas una cuña en la radio o cambias tu escaparate, tendrás que crear un post o un video o hacer un “cómo se hace”.
Las Redes Sociales se utilizan con sentido común. Se tú mismo. Tienes suficientes valores para crear y dar contenido. Seguro que tu cliente te ha preguntado cosas en cuanto a utilidad de un producto o servicio. Ahí tienes una mina amigo. Escucha, escucha, escucha. Regala, da, crea, emociona, comparte, comparte, comparte.
Vender. Como tu hay millones, todos vendemos algo. Las Redes Sociales no son para vender. Son para crear comunidad. Son herramientas para que vistan tus colores, les enseñes a hacer cosas, para crear conversación, para preguntar, es un escaparate de toda tu marca. Tienes al cliente bien cerca, una oportunidad para conocerlo, luego si él quiere… Ya te comprará. Mima  y cuida a tu comunidad. Tienes que diferenciarte, darle lo que los demás no le dan. (Otra vez metiéndome donde no me llaman… perdón)

Valor y contenido

Como todo el mundo vende algo tienes que diferenciarte, dar un valor a tu marca, a lo que haces. Tienes que crear contenido y te preguntaras ¿Cómo lo hago? Aquí te dejo algunas pinceladas de lo que seguramente tienes de valor y puedes ofrecer a tu comunidad en las redes. Pero antes quiero remarcar un poco cual es el flujo. Si tienes una tienda física u online lo que quieres y deseas es llevar tráfico a tu mundo off y online, por lo que para mí es superimportante tener un blog. Para mí el blog es el escaparate de tus principios y creencias, la parte no cuantificable del negocio, donde yo pondría mucho corazón y creatividad. En el blog creas contenido (cómo se utiliza, ebook, video, talleres, eventos a los que asistes) para que aportes algo y se fortalezca la marca y a la vez la comunidad. Me pongo pesado, emociona. El contenido del blog además alimenta a las redes sociales, por lo que te da un valor diferencial en ellas, te demarcas, y marcas.
  • Productos: puedes hacer videos sobre cómo utilizar el producto que vendes. Un post de como también utilizarlo, de los mejores productos, relacionarlos con el día a día, de tu sector. Háblame de ti, no me vendas.
  • Eventos: si asistes a un evento, del sector, de cualquier tema relacionado con tu comercio o profesión, explícamelo, cuéntamelo, dime lo bien que ha ido, quien ha asistido y lo fenomenal que te lo has pasado. No me vendas.
  • Actividades extras: seguro que tienes oportunidad de crear actividades con otros profesionales, ya sean cursos, talleres, lo que sea. Cuenta al mundo de que es el taller, haz un video de cómo ha ido, habla del profesional que da el taller. No me vendas.
También me parece oportuno mencionar que dentro de un comercio o negocio la plantilla puede dar valor a los contenidos. Donde tú no llegues, delega. Es una manera de descubrir que los trabajadores son creativos y aportan valor, de liberarte de algunas tareas que otros estarán gustosos y agradecidos de hacer, de vincular a la plantilla en el proyecto yendo todos en la misma dirección. Es una oportunidad de oro que yo no dejaría pasar pues es una muestra de confianza y de estrechar lazos. Crean y hablaran de tu marca pues forman parte de ella.
En resumen, en las redes sociales debes estar si quieres, si lo deseas, si te va bien, si las vas a querer y emocionar. Si van a ser una carga, mejor no estar. O delegar.
Para terminar, como me he dejado muchas cosas, y procesos, un poco sin querer, otro poco queriendo, y otro por inexperiencia, seguro que estás pensando en otras causas o motivos por los que estar en las redes sociales, y yo con mucho gusto aprenderé de ti y las tendré muy en cuenta si me las comentas.¿Qué añadirías?