miércoles, 28 de mayo de 2014

Cómo impedir que los social media terminen “quemándole” en 4 sencillos pasos

Al calor de los social media ha surgido toda una pléyade de profesiones de nueva hornada que se han convertido en el codiciado objeto de deseo de muchos profesionales. Lo que algunos no saben es que ahí fuera hay muchísimos profesionales “quemados” por culpa precisamente de aquello que les da de comer: los social media.
De todos modos, que no cunda el pánico. Hay múltiples manera que evitar que su cabeza termine echando humo por culpa de las redes sociales. PR Dailyenumera a continuación algunas de ellas:

1. Aprenda a evitar las distracciones
Un trabajador pierde de media 2,1 horas de productividad al día por culpa de las interrupciones y las distracciones. ¿El remedio a esta auténtica “sangría” de tiempo? Planificar cuidadosamente nuestras tareas. Pertrechados de un detallado plan de trabajo, seremos mucho más productivos y eficientes.

2. Determine cuándo es más productivo
Para ser más eficiente y evitar que los social media acaben “chupándole” de la sangre, deberá estar muy atento al funcionamiento de su propia productividad y también determinar claramente los horarios que exigirán de usted mayor esfuerzo en los Web 2.0.
En Twitter, por ejemplo, las 5 de la tarde es la mejor hora para tuitear, mientras que el mejor horario en términos de CTR en esta plataforma es el comprendido entre las 12 y las 6 de la tarde. En Facebook el “tempo” es algo distinto a en Twitter y el sábado es el mejor día para compartir contenido, mientras que el mediodía el mejor momento del día para publicar contenido en la famosa red social.
3. Permanezca centrado en lo que tiene entre manos
Existen miles de técnicas para permanecer centrado y evitar distraerse. Cada persona es un mundo y encuentra sus propias maneras de plantar cara a las distracciones, pero aun así podrían servirle de ayuda las siguientes técnicas:
- Cierre el email mientras trabaja en tareas directamente asociadas a los social media.
- Cierre todas las ventanas y pestañas del navegador excepto aquellas en las que está de verdad trabajando.
- Desactive los mensajes instantáneos para evitar posibles distracciones.
- Tómese al menos 15 minutos al día para conectarse a sus perfiles personales en las redes sociales.
- Invierta entre 30 y 60 minutos cada mañana y cada tarde para leer y responder emails.
- Siga su horario de trabajo a rajatabla.
4. Eche mano de herramientas para ahorrar tiempo
La red de redes está plagada de herramientas que le ayudarán a no ahogarse en el proceloso océano de los social media. Scoop.it, Storify y Pearltreess son, por ejemplo, excelentes aliadas para recopilar y compartir contenido, mientras que Hootsuite, Tweetdeck y Seesmic le ayudarán a gestionar varias redes sociales desde una misma plataforma. Si lo que desea es tener perfectamente organizadas sus ideas y sus fuentes online, le recomendamos echar mano de StumbleUpon, Reddit, Delicious y Evernote.