lunes, 19 de mayo de 2014

La influencia de los concursos en las redes sociales

El 80,83% de los encuestados participa en las acciones llevadas a cabo a través de las redes sociales
Los concursos en las redes sociales constituyen una técnica muy extendida por parte de las marcas, con el fin de dinamizar la actividad en sus perfiles sociales.

Sin embargo, esta práctica no está exenta de críticas y dudas acerca de su efectividad. Para poder conocer con mayor precisión en qué medida benefician realmente estas acciones a las marcas, la encuesta de Tamba ayuda a contrarrestar algunos de los mitos y creencias más habituales que contribuyen a deteriorar la imagen de los concursos. Así, nos encontramos con que la mayoría de los participantes en los concursos en las redes sociales no son bloggers, ni amas de casa, o parados.

¿Quién participa realmente en estas acciones?
La encuesta indica que cerca de la mitad de los concursantes (47,92%) son empleados a tiempo completo, mientras que un 7% son autónomos. Bien es cierto que un tercio de los participantes (33,41) se encontraba en situación de desempleo; pero ellos no constituyen en modo alguno la mayoría del público de estas acciones. Un hecho que desmiente que tampoco se trata de amas de casa, cuya principal actividad es estar en casa.
Los jóvenes tampoco son los principales beneficiarios de los concursos. El perfil sociodemográfico de estos usuarios es el de mayores de 30 años (31,14%), e incluso de entre 40 y 49 (24,33%). Una quinta parte de los encuestados era mayor de 50 años, mientras que un porcentaje ligeramente superior (24,5%) tenía menos de 30, y era mayor de edad.
Conviene matizar asimismo, que el porcentaje de bloggers que aparecía entre los adeptos a los concursos fue de poco más del 5% (5,26%).
¿Dónde se realizan principalmente estos concursos?
El 80,83% de los encuestados participa en las acciones llevadas a cabo a través de las redes sociales, mientras que un 79,59% también se implica en las que aparecen en la web de la empresa. Asimismo, un 70% sigue las que se organizan a través de revistas o comunidades online.
Facebook destaca por ser el canal más utilizado para realizar estas acciones (78,52%). No en vano, son muchas las aplicaciones y herramientas a disposición de las marcas para organizar este tipo de actividades. Por su parte, Twitter también ha conseguido hacerse hueco en el sector de los concursos, y ya el 65,80% de los participantes actúa en esta plataforma.
¿Continúan los usuarios interactuando con la marca tras el concurso?
La respuesta es sí, el 44,46% de los consumidores afirma que a diario interactúa en los perfiles sociales de estas marcas.Un 17,53% interactúa con una periodicidad semanal, mientras que un 22,51% lo hace de forma ocasional. En total, el 84,5% de estos consumidores continúa interactuando con las marcas después de que termine el concurso. Todo un logro para el engagement con la marca.
Estos reconocen admiten asimismo la influencia de estas acciones en la notoriedad para la marca (94,22%), mientras que un 74,60% reconoce que esta relación con la marca ha aumentado su influencia en las decisiones de compra. Una influencia que asimismo se refleja en una percepción positiva sobre la marca (78,68%), junto con una predisposición a recomendarla en su entorno (74%).
A la hora de aprovechar las ventajas de los concursos como estrategia para fomentar el engagement, las marcas han de tener presente siempre la experiencia que proporcionan al cliente. El 72,35% detesta el spam, o que la empresa aproveche este tipo de acciones para aumentar la frecuencia de publicaciones comerciales. Otro punto importante es la seriedad en la ejecución de estas aciones. El retraso en la entrega del premio o beneficio prometido es motivo de frustración (38,98%) así como la tardanza en el anuncio de los resultados del concurso.