miércoles, 4 de junio de 2014

Pasos para una empresa principiante en Redes Sociales

El marketing tradicional puede ser una carga económica fuerte para las PYMES, las cuales cuentan con recursos limitados, en cambio el marketing en , por otro lado, es bastante barato y te da una línea directa a los clientes actuales y potenciales.
Esta es una pequeña guía para el arranque de las PYMES o profesionales independientes, que quieren aprender cómo establecer y construir su marca utilizando las redes sociales.
Defina su público objetivo
La comunicación en las redes sociales, tiene que ver con la conexión con tu público objetivo, por lo que debes de conocer a tus clientes actuales y potenciales.
Primero comienza por definir a tu público objetivo, segmenta a tu público objetivó por edad, sexo, intereses, profesión, etc.
Una vez definido a tu público objetivo, ¿cuáles son los problemas o preocupaciones en los que puedes ayudarles, resolviendo sus inquietudes?. Escribe al menos 3 mensajes claves de marketing que deseas comunicar a ese público.
Ahora que ya tienes definido tu público y el mensaje, el siguiente paso es conocer en que redes sociales se encuentran. Recuerda que cada red social, tiene sus características y diferencias.

Coordina las actividades en tus Redes Sociales
Recuerda que las todas tus redes deben de trabajar juntas, para ayudarte a alcanzar tus metas. Si tratas a cada red como un esfuerzo independiente, el éxito será limitado.
Tu sitio web es la base principal de tu marca, coordina tus esfuerzos en las redes sociales para llevar el tráfico hacia él. Utiliza tu blog para establecer la voz de tu marca y compartir la información sobre tus productos o servicios.
Una buena idea es integrar Facebook o Twitter en tu blog, de tal manera que los visitantes puedan ver la actividad. Se ha demostrado que cuando el visitante de un blog, ve lo que está compartiendo puede ser más propensos a seguirte.
Añade botones para que los visitantes a tu blog, puedan compartir tus artículos en las diferentes redes sociales.
Empieza poco a poco
Participar en las redes sociales toma tiempo y esfuerzo, comienza con una carga manejable. Sugiero que elijas una o dos plataformas para empezar.
La mejor manera de garantizar la consistencia es la de incorporar las redes sociales en tu rutina diaria,  evita las  distracciones y dedica tiempo a la gestión de tus cuentas. Procura realizar esta tarea al menos en dos periodos del día, mañana y tarde.
El objetivo principal es ayudar a tus lectores, por lo que interactúa con ellos, ayúdales con algún consejo o comparte alguna información que les sea útil. El compartir información útil, traerá como consecuencia, que la gente te vea como un experto.
Puedes utilizar una herramienta de gestión para redes sociales como Hootsuite o TweetDeck.
Escuchar y compartir
Las conversaciones en las redes sociales suceden alrededor de ti y en tiempo real. Escuchar es una  excelente táctica para controlar lo que los demás usuarios dicen sobre tu marca.
Responde a todos los comentarios, aunque sean negativos, siempre con tacto. Lo que queremos es trasformar eso comentarios negativos en positivos, por lo que siempre piensa dos veces antes de contestar.
Existen herramientas que nos pueden ayudar a organizar el contenido que podemos compartir. Feedly es un lector de noticias, que agrega contenidos de diferentes fuentes y los puede organizar.
Crear tu plan de actividades diario
Haz una lista de las actividades que planea hacer todos los días, como:
· Compartir el contenido propio y de otros usuarios.
· Comentar con tu comunidad
· Dar la bienvenida a los nuevos seguidores
· Darles las gracias a los usuarios que han compartido tu contenido.
Medir y analizar los resultados
Medir y analizar los resultados de tu estrategia, es la mejor manera de identificar si la estrategia está funcionando o no.
La mayoría de las redes sociales tienen herramientas que puedes utilizar para realizar una buena medición y análisis de tu comunidad.
Para el caso de tu sitio web o tu blog, Google Analytics es una opción popular y fácil de utilizar.
Revisa tus informes de métrica de forma regular (al menos una vez a la semana) y cada 2 o 3 meses evalúa el panorama completo.
Si te gustó el artículo, compártelo y déjanos tus comentarios. ¡Nos leemos pronto!