miércoles, 19 de marzo de 2014

En Twitter, una vez formada una opinión, es casi imposible que el usuario “cambie de chaqueta” .

¿Cambia nuestra opinión en base a los mensajes que leemos en Twitter? Un nuevo estudio científico sugiere que las opiniones se forman muy rápido en la famosa red de m microblogging y que, una vez formadas, son muy difíciles de cambiar.
Para llevar a cabo este informe, publicado por la revista Chaos, los investigadores Fei Xiong y Yun Liu examinaron entre diciembre de 2010 y junio de 2011 más de 6 millones de tuits procedentes de aproximadamente 2,4 millones de usuarios.
Xiong y Liu reconocen en el estudio que Twitter no es el medio más adecuado para rastrear el desarrollo de las opiniones individuales, pero sí funciona para examinar la formación de la opinión pública.
En su informe, Xion y Liu examinaron las opiniones de los tuiteros sobre cuatro dispositivos tecnológicos muy populares: Blackberry, el iPhone 4 y el iPad 2.
¿La conclusión? Que las opiniones de los tuiteros catapultaron inmediatamente al estrellato a los dos productos de Apple gracias en parte a las opiniones de usuarios y grupos influyentes.
Además, una vez formada una determinada opinión pública en Twitter, es muy difícil que ésta cambie. Es más, los usuarios utilizan los 140 caracteres de esta red social para intentar a toda costa que los que sostienen una opinión contraria a la suya se pasen a su bando.

Marketing Directo