miércoles, 7 de noviembre de 2018

Facebook ve las orejas al lobo y se prepara para la desaceleración en su negocio publicitario

El negocio publicitario de Facebook parece absolutamente imparable y no cesa de escupir dinero en las rebosantes arcas de la red social. Aun así, el crecimiento casi infinito de la publicidad en Facebook está abocado (inevitablemente) a echar el freno y Mark Zuckerberg prepara ya a los inversores para un eventual desaceleramiento en la fabulosa maquinaria publicitaria de la red social.


Los usuarios de Facebook han cambiado sus hábitos en los últimos tiempos y acostumbran a compartir sus publicaciones en pequeños círculos de amigos en lugar de en el “newsfeed”, que era hasta ahora el corazón que hacía palpitar a la red social más grande del mundo, admitía ayer Mark Zuckerberg durante la presentación de los últimos resultados trimestrales de su compañía.

Facebook está, por lo tanto, obligado a dar una vuelta de tuerca a su hasta ahora lucrativo negocio. El “newsfeed” brinda a la red social muchísimo espacio para emplazar anuncios, con los que empresa de Mark Zuckerberg se embolsa miles de millones de dólares. Pero ese "newsfeed" ya no enamora tanto como antes a los usuarios de Facebook.
A día de hoy Facebook está explorando nuevos formatos publicitarios, pero su proceso de transformación está aún en sus fases más primigenias y debe testar además los precios que va a endilgar a tales formatos. “Se trata de un viaje que durará años y no meramente unos cuantos trimestres”, reconocía Dave Wehner, el director financiero de la red social.
Entre los nuevos formatos publicitarios que explora actualmente Facebook figuran, por ejemplo, las denominadas “Stories” que en forma de fotos y vídeos los usuarios comparten sus amigos y que desaparecen transcurridas 24 horas. “En un futuro no muy lejano la gente compartirá más contenido en las Stories que en el newsfeed”, pronosticaba Zuckerberg.
Facebook se enfrenta en la actualidad a una transformación similar a la que experimentó hace unos años cuando sus usuarios se fugaron de los ordenadores para arrojarse en los brazos de los dispositivos móviles. Por aquel entonces la red social no tenía un modelo de negocio con el foco puestos en los smartphones y no pocos inversores contemplaron con preocupación el futuro (quizás lóbrego) de la red social más grande del mundo.
Zuckerberg y Sheryl Sandberg, COO de Facebook, rememoraron aquellos momentos de incertidumbre (felizmente combatidos por la red social) y parece que sus palabas apaciguaron a los accionistas. Los títulos de Facebook, que tras las primeras advertencias de Zuckerberg se desplomaban este martes casi un 4%, remontaron después el vuelo para lograr un crecimiento de más de un 3%.
Las cifras agazapadas en los últimos resultados trimestrales de Facebook evidencian en todo caso algunos problemas. En el periodo comprendido entre julio y octubre de este año la red social perdió por segundo trimestre consecutivo un millón de usuarios en Europa, donde cuenta a día con 375 millones de usuarios mensuales activos. Facebook ya advirtió en su momento que el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UE se lo pondría más difícil a su negocio en tierras europeas.
En el resto del mundo el crecimiento de Facebook fue, no obstante, ajeno a los obstáculos y continuó pegando el estirón. En el tercer trimestre el año la red social consiguió sumar en todo el mundo 2,23 millones de nuevos usuarios hasta alcanzar una cifra global de 2.270 millones de usuarios. Y también sus ingresos publicitarios pegaron una considerable zancada. La facturación de la red social durante el tercer trimestre del año se incrementó en aproximadamente una tercera parte hasta los 13.700 millones de dólares. Y sus beneficios se incrementaron en un 9% hasta los 1.340 millones de dólares.
Una mirada más minuciosa a las cifras de Facebook revela que el crecimiento de la red social echa raíces sobre todo y ante todo en aquellas regiones menos lucrativas hasta la fecha para la famosa plataforma 2.0.
En Estados Unidos y Canadá Facebook cuenta actualmente con 242 millones de usuarios mensuales activos, un millón más que hace tres meses. Este mercado, el norteamericano, continúa siendo el más lucrativo para la red social. En Estados Unidos y Canadá Facebook generó durante el tercer trimestre del año 27,61 dólares por usuarios. En Europa esta cifra encoge hasta los 8,82 dólares por usuarios y la media global está situada en 6,09 dólares por usuario.
Por otra parte, los gastos de la red social se incrementarán en 2018 en más de un 50% y en 2019 protagonizarán un aumento de entre el 40% y el 50%. Tales gastos son justificados por Zuckerberg en aras de la seguridad y la lucha contra el odio en Facebook. El número de empleados contratados por Facebook para borrar contenidos vetados en su plataforma se incrementó este año en un 33% hasta los 33. 6600 trabajadores. Aun así, y pese al aumento en los gastos, la red social no pierde de vista el necesario equilibrio entre entradas y salidas presupuestarias, aseguró Zuckerberg.
El CEO y fundador de Facebook, otrora poco aficionado a mencionar a la competencia, confesaba ayer que su compañía está por detrás de YouTube en el universo del vídeo. Aun así, la red social esperar recortar diferencias con vídeos más cortos y enfocados a reforzar lazos entre amigos y familiares.
Pese al escándalo Cambridge Analytica que azotó a Facebook a principios de años, las turbulencias no parecen haberse dejado notar en exceso en las últimas cifras trimestrales de la red social.