lunes, 3 de noviembre de 2014

¿Tienes un blog fantasma? 5 consejos para posicionarlo en Google

Ya tienes tu blog, te ha quedado muy bonito. Escribes en él de vez en cuando y echas un vistazo a las visitas pero… casi nadie lo ve. Si sólo tu madre, tu novio/a y otros pocos seres vivos (o muertos) ven tu blog, puede que tengas un blog fantasma.
Para devolverle al mundo de los vivos quizás debas aprender algunos trucos para posicionar tu blog.

Cómo posicionar mi blog en Google

Posicionar un blog de empresa en Google, sobre todo en las primeras posiciones, es un tema delicado que quizá prefieras dejar en manos de profesionales del posicionamiento web, pero si tienes un blog personal y quieres darle visibilidad, te animamos a que sigas estos pequeños consejos SEO, ¡ya verás cómo deja de ser un blog fantasma!

1. No tengas miedo a las arañas

Las arañas de Google recorren tu blog en busca de información, pero no tienes por qué temerlas.
Busca las palabras clave que necesitas para tu blog. ¿De qué va?, ¿sobre qué quieres escribir? Prepara un calendario editorial con los temas que te interesan y publica con regularidad.
Si haces un buen contenido sobre una temática concreta, Google lo valorará y acabarás apareciendo en sus resultados de búsqueda, sólo tienes que tener presente algunos trucos para mejorar el SEO de tu blog:
Consejos para caerle bien a las arañas de Google:
  • Busca tus palabras clave
Familiarizate con herramientas como Google AdWords o Übersuggest y busca las palabras clave de tu blog. Ten en cuenta que si tu palabra clave está muy solicitada (mucha gente la busca y tiene un gran peso económico), será difícil posicionarse por ella, prueba a buscar un contenido más long tail, es decir, mucho más específico, que te permita tener menos competencia; es decir, por mucho que escribas sobre “vuelos baratos” o “seguros de coche”, es difícil salir el primero en Google. En cambio si tus post tratan acerca de “vuelos baratos para viajes de fin de curso” o “seguros de coches deportivos” tendrás más posibilidades.
  • Cuida tus URLs
Tus URLs han de ser cortas y descriptivas e incluir tu keyword en ella. Nada de dejar la que te salga por defecto, pues puede estar llena de letras y números sin sentido. A las arañitas no les gustan las cosas que no entienden, tal y como nos pasa a la mayoría de los humanos.
  • Crea títulos potentes y descripciones apetecibles de tus posts
Puedes usar algún título llamativo o que sea útil al usuario, por ejemplo: “Cómo crear una página de Facebook” o “Guía definitiva para manejar tal herramienta”. No es buena idea arriesgar con un título que no sea descriptivo, como justo el de éste post: “¿Tienes un blog fantasma?”… pero recuerda que las reglas están para romperlas ;)
  • Etiqueta tus imágenes
Acuérdate del “Alt”, también hay que ponerlo, mejor si es breve y descriptivo y, por favor, no subas una foto que se llame “foto34534545”… ¡describe su contenido!
  • Instala plugins que ayuden a tu SEO
Utiliza SEO by Yoast o All in One SEO Pack, y optimiza la descripción de tu post. Ten en cuenta que se previsualiza en los resultados de búsqueda y puede ser una buena oportunidad para inducir al clic. ¡Saca el lado creativo que hay en ti!
  • Si controlas un poco más de SEO…
Recuerda que las arañas están muy cansadas de andar recorriendo tu blog de arriba a abajo… facilítales el trabajo introduciendo microdatos, mejorando tu Sitemap, estructurando tu H1, H2… y haciendo otro montón de pequeños trucos técnicos que podemos ver otro día.

2. Olvídate del contenido duplicado

A Google no le gustan los copiones. Si no se te ocurre nada, dale un poco al coco y busca inspiración en todas partes.
Trucos para buscar inspiración para tus posts:
  • Toma nota de las ideas que te interesan
He leído en ocasiones que una buena idea es llevar una libreta a todas partes para apuntar ideas… ¡anda ya! Lo que siempre llevas encima es tu móvil, así que utiliza apps para recordarlo todo comoEvernote.
  • Lee
Lee el periódico, lee otros blogs, lee revistas, pero sobre todo, lee. ¿Para qué tienes Feedly?
  • Recicla
Reutiliza un post que te funcionó dándole otro aire.
  • Hoy es hoy
Escribe sobre la actualidad, ¿qué es hoy trending topic?, ¿seguro que no tienes nada que decir sobre ello?
  • Aprende de los comentarios
Toma ideas de los comentarios que recibes en tu blog.
  • Usa las Redes Sociales para buscar temas
Una vuelta por Facebook, Flickr o Pinterest puede ser una buena fuente de inspiración. Si no encuentras nada, busca entre las infografías de plataformas específicas como Visually, también están para eso ;)

3. Comparte en las Redes Sociales

¿Aún no te has enterado? 8 de cada 10 internautas españoles ya utilizan las redes sociales y para llegar a tus lectores, tu blog también debería estar. Inaugura un espacio propio para tu blog creando los perfiles sociales adecuados a tu público y da difusión a tu contenido en las plataformas sociales.
Piensa bien qué Redes Sociales te interesan y publica en ellas con regularidad. También conviene que destaques los botones de compartir de tu blog y que los sitúes bien visibles.
Algunas ideas para tu Social Sharing:
  • Que puedan seguirte
Pon bien visibles los iconos de las redes sociales de tu blog para que puedan seguirte, o hacerse “fans” (me gusta), o te incluyan en sus círculos o lo que corresponda según la red social.
  • Que tu contenido se pueda compartir fácilmente
Dentro de cada post, pon botones para compartir al principio y al final del blog (o todo el rato con algún plugin de Redes Sociales flotante como Digg Digg).
  • Participa socialmente
Interactúa activamente en las Redes Sociales opinando y compartiendo información útil para los usuarios. No te acuerdes de las comunidades sólo cuando tengas un post.
  • Programa
Disemina en Redes Sociales los contenidos que más te interesan. Ya sabes que hay muchas herramientas para hacerlo: Hootsuite, Buffer… también puedes optimizar tus tuits en función de tu audiencia con herramientas como SocialBro.
  • Recupera
Difunde contenido antiguo constantemente. Puedes utilizar programas como Revive Old Post o Social Oomph.
  • Aumenta tu público
Scoop.it, LinkedIn, Flickr, Slideshare… plantéate aumentar tu público y también el formato de tus contenidos, ¿por qué no? Otra idea es publicar tus posts en portales online especializados como:MktFan o MarketingDirecto.com.
  • Fideliza
Ofrece a tus lectores la posibilidad de suscribirse a tu contenido. Así podrás crear una comunidad en torno a tu blog.
Participa en otros blogs, crea tu marca como autor, haz campañas de email marketing a tus suscriptores (con herramientas sencillas como Mailchimp) para que no se pierdan ninguna de tus actualizaciones, favorece el tuit de tus contenidos con Clicktotweet, comenta en otros blogs… ¡hay un montón de maneras de ser sociable en la red!

4. No caigas en la tentación del Black Hat

Si sabes un poco de SEO, ya sabrás que el Black Hat son las técnicas que Google considera sospechosas. Las técnicas Black Hat son muy seductoras porque pueden ayudar a posicionar tu blog muy rápidamente pero has de saber que, tarde o temprano, Google se dará cuenta y te penalizará.
Algunas técnicas Black Hat:
  • Keyword stuffing
Llenar tu post de tu palabra clave sin aportar contenido.
  • Textos y links ocultos
Se trata de ocultar información y links a los lectores pero no a los robots.
  • Cloaking
Mostrar un contenido a los lectores y otro a los buscadores.
  • Spinear artículos
Consiste en modificar algunos posts con programas específicos para poderlos copiar sin que se entere Google (risas).
  • Granjas de enlaces
Comprar o crear muchos blogs de baja calidad y sobreoptimizarlos de enlaces.
  • Page hijacking
Crear una copia de una página que esté bien posicionada para aprovecharse de su Page Rank.
Hay muchas más, algunas están ya desactualizadas y otras se crean constantemente. Si te ofrecen una manera fácil y rápida de posicionar tu blog, puede que no estén utilizando las técnicas más adecuadas. Google te acabará descubriendo y tendrás que sanear tu dominio penalizado o enfrentarte a un pingüino cabreado; no lo hagas, saldrás mal parado…

5. No hagas Spam

Por mucho que te apetezca, no hagas Spam. Una cosa es comentar en otros blogs o participar en conversaciones en las Redes Sociales o foros, pero todos sabemos cuál es el límite.
No te engañes a ti mismo: si estás en todas partes dando la matraca con tu blog, estás haciendo spam.
Cómo no hacer spam con tu blog:
  • No distribuyas tus contenidos por email
Si nadie te ha pedido que le envíes tu contenido, no lo hagas.
  • No participes en conversaciones para publicitar tu blog
Si te interesas por los blogs de los demás, ellos acabarán interesándose por el tuyo. Nunca escribas en los comentarios cualquier cosa con tal de decir “este es mi post sobre este asunto, corre a leerlo”. Con los foros sucede lo mismo.
  • No des la brasa con tus contenidos
A todo el mundo le gustaría que su post estuviera en la portada de Menéame, pero si no es así, no insistas. Siempre habrá quién se dé cuenta de que tu intención es sólo posicionar tu contenido, no aportar valor a otros.
En general, en el tema del Spam, la máxima es que no intentes ganar enlaces porque sí. El intercambio de enlaces es un tema muy delicado que el señor Matt Cutts se toma muy en serio. No pidas intercambios de enlaces a lo loco. Olvídate del “te pongo en mi blogroll y tú me pones en el tuyo”. Si quieres enlaces de calidad, colabora en otros blogs aportando contenido de calidad.

Consejos finales para aparecer en los resultados de búsquedas

Hay muchas más maneras de posicionar tu blog pero, básicamente, se trata de hacer un buen trabajo y publicar contenido de calidad con regularidad. Si tu contenido es interesante para tus lectores, seguramente volverán a tu blog, y ése es el tipo de tráfico recurrente que te interesa. Comprueba con Google Analytics qué post te han funcionado mejor y escribe nuevamente sobre ello.
Cuando tu blog empiece a hacerse más visible, dejará de ser un blog fantasma…
Ivan Pablo Rubio
Copywriter y Redactor Creativo en el Departamento SEO de T2O media