miércoles, 19 de noviembre de 2014

Huir de la web estática, una obligación

Que cada vez se realizan más compras a través de Internet lo leíamos el otro día, que cada vez son más las pequeñas y grandes empresas que se forman en el comercio electrónico para vender y llegar a más clientes, también.
Pero no todos los casos son positivos. En un momento de cambio, algunas empresas siguen optando por la página web estática, sin comprender que pierden clientes. Personas que navegan por la red, tropiezan con su negocio y se encuentran con un folleto donde apenas hay imágenes, precios ni prácticamente información sobre el producto.
Volvemos al mismo consejo, si no vas a cuidar ni actualizar tu página web o tu blog, ¿para qué lo abres? En realidad, esa decisión te está perjudicando más que lo contrario.

No existe nada que desespere más, cuando estás buscando un producto o servicio y quieres comparar precios, modelos, etcétera, y acudir a ese lugar "de toda la vida", sonreír ante su sitio web, y una vez dentro comprobar que no quieren vender. Al menos esa es la conclusión a la que llego.
Es como si en su tienda física, los escaparates estuvieran vacíos, y todos los productos no llevaran su precio. Si deseas que antes de acudir a tu tienda, me haga una idea de lo que me voy a encontrar, no seas avaro y presume de lo que ofreces. Lo visual es lo que vende, es lo que llama nuestra atención.
Si un tanto por ciento muy elevado no sabe porqué algunos compradores abandonan antes de realizar una compra, y han cumplido con todas las premisas lógicas de un comercio online, imaginemos qué sucederá en cuanto veamos una tienda con la persiana echada en la red. Lo mismo que si vamos dando un paseo...