miércoles, 12 de noviembre de 2014

El SEO como la energía ni se crea ni se destruye, se transforma

Cada vez que leo titulares del tipo “El SEO está muriendo” o “El SEO está acabado”, me imagino al autor teniendo una revelación con 7 jinetes del apocalipsis acercándose velozmente para destruir todo lo que tenga que ver con el Search Engine Optimization. Claro, esto vende mucho (sobre todo si le pones 7 jinetes del apocalipsis), y sabes que lo van a leer un montón de personas, ¿pero por qué?

Nos gusta el miedo

Esto es así. Nos gusta pasarlo mal, y por eso vamos al cine a ver películas de miedo, aunque luego nos tiremos una semana sin ir por el pasillo de casa con la luz apagada. Todo lo que hace aflorar en nosotros sensaciones primarias, nos atrae.

Pues con el anuncio de la muerte del SEO nos pasa lo mismo. Nos gusta leer cosas así, porque si fuera verdad se trataría de un gran cambio en Internet, y los cambios nos aterran. Tú vas por el pasaje del terror y te sale un zombi, y te asustas. Pero si encima el zombi te dice que en vez de tener un niño lo que vas a tener son gemelos… ¡Sales huyendo de allí!

¿Pero es verdad?

Vamos a empezar por el principio. SEO en español no es otra cosa que la “optimización de motores de búsqueda”, o dicho de otra forma, se trata de intentar aparecer en los primeros resultados de las búsquedas en Google. Así que vamos a replantearnos la pregunta “¿Está muriendo el SEO?”: ¿Ya no se intenta aparecer en los primeros resultados de las búsquedas en Google? Creo que no hace falta ni que responda. Pregunta a cualquiera, ya sea una empresa o no, si quiere que su web aparezca en la primera posición de Google.
El SEO en sí mismo es inherente a los motores de búsqueda como Google, y por eso sólo morirá cuando éstos mueran (que lo dudo mucho). El problema en verdad viene de la base de que se da por hecho que el SEO es toda técnica poco “ética” para salir en los primeros puestos de Google; lo que se viene llamando el Black Hat SEO. Y eso sí que está muriendo, porque Google busca cada vez más un posicionamiento “natural”, sin embutes ni triquiñuelas.

El SEO se transforma

Es cierto que el SEO no está muriendo, pero también es cierto que se está transformando en ese posicionamiento “natural” del que te hablaba. Google se fija más en cosas como que tu web se ajuste a lo que el usuario necesita encontrar en su buscador. Y tendrá muy en cuenta si además tu contenido le ha servido a muchas otras personas que lo han valorado positivamente, por ejemplo,compartiéndolo por las redes sociales.
Por supuesto que queremos salir en los primeros resultados de Google, pero si Google cambia las reglas, está claro que tenemos que cambiar nuestra forma de intentar salir en las primeras posiciones (SEO). ¡He aquí la transformación! Debemos pensar como Google y darle lo que espera de nuestro contenido: que sea útil y de calidad. ¿Acaso no es lo lógico?
Así que ya sabes, huye de titulares apocalípticos sobre el SEO que son tan viejos como el propio SEO. Casi el mismo día que nació el término, se decía que estaba muerto… Y no todo es tan exagerado, incluso en el Tarot la carta de la muerte en verdad “sólo” indica un cambio¡Eso sí que da miedo!
Un artículo escrito por Rubén Alonso