lunes, 18 de enero de 2016

17 mitos (muy fantasiosos) sobre el SEO que debería dejar atrás en 2016

Decir que el SEO ha cambiado mucho durante los últimos años sería quedarse inevitablemente corto. En el último año asistimos, por ejemplo, al temido “mobilegeddon” de Google. Y unos cuantos años antes el gigante de internet nos hizo temblar literalmente de miedo con actualizaciones como Panda, Penguin o Hummingbird.
Forzados por los cambios introducidos por Google en su celebérrimo buscador durante los últimos tiempos, los “marketeros”, antaño obsesionados con el “linkbuilding” y las palabras clave, ponen actualmente la lupa sobre la calidad del contenido. Y hacen bien en hacerlo, porque la calidad del contenido es actualmente el codiciado objeto de deseo del todopoderoso Google.

Sin embargo, y como al SEO y a sus múltiples cambios cuesta a veces seguirles el ritmo, nunca está de más desterrar mitos. Unos mitos que nos encargamos de “destripar” a continuación de la mano de HubSpot:
Mito 1: “Debo registrar mi página web en Google”
No, no necesitará tomarse la molestia de registrar su página web. Las potentes arañas de Google la rastrearán tanto si registra su página como si no. Es más, registrar su página en Google no le reportará a priori beneficio alguno.
Mito 2: “Más links siempre es mejor que más contenido”
Antes de que la actualización Penguin 2.0 viniera a aguar a la fiesta a muchos profesionales del SEO en mayo de 2013, lo que importaba era la cantidad y no tanto la calidad de los links. ¿La moraleja? Que hoy por hoy es bastante más rentable invertir en la generación de contenido que en la generación de links. El contenido (de calidad) es al fin y cabo el manjar favorito de Gogle y su buscador.
Mito 3: “Tener una web segura (https) no es importante es términos de SEO”
En agosto de 2015 Google anunció que había comenzado a favorecer a las webs con URL “https” (en lugar de la clásica http) en sus rankings de posicionamiento. Esa “s” que podemos añadir (o no) a la URL de nuestra web significa que nuestra página está encriptada y que los hackers no pueden echar las zarpas sobre los datos allí almacenados. Si no ha añadido aún esa “s” extra a su página web, no se deje de todos menos llevar por el pánico. Es un factor que no tiene (todavía) una importancia capital para Google.
Mito 4: “El SEO gira única y exclusivamente en torno a los rankings”
Estar excelentemente posicionado en los rankings de Google no lo es todo, sobre todo si no contamos con una estrategia adecuada de palabras clave y las metadescripciones de nuestra web no tienen suficiente “tirón”.
Mito 5: “Las metadescripciones tienen un gran impacto en los rankings de búsqueda”
Aun siendo importantes, las metadescripciones dejaron de tener una importancia panorámica (absolutamente esencial) en los rankings de búsqueda en el año 2009.
Mito 6: “La optimización de ‘keywords’ es la clave del SEO”
El buscador de Google, aunque sigue tomando muy en consideración las clásicas palabras clave de toda la vida, está cada vez más enfocado a la indexación semántica. Lo que importante no es tanto optimizar el contenido para un puñado de cuadriculadas palabras clave como hacerlo para expresiones escritas en lenguaje natural (el que utiliza, por otra parte, el internauta).
Mito 7: “Las palabras clave tienen que coincidir con exactitud”
No hay que obsesionarse con las palabras claves y con reproducirlas tal cual en los contenidos que generamos para Google. Es más importante que lo que escribimos tenga sentido para el usuario que contenga con exactitud la palabra clave a la que queremos asociar nuestro contenido.
Mito 8: “La etiqueta H1 es el factor más importante en el SEO on-page”
Antaño la etiqueta de encabezado H1 era extremadamente importante en el SEO on-page, pero en los últimos tiempos los buscadores se han hecho mucho más listos y esta etiqueta tiene nula o muy poco influencia en términos de posicionamiento.
Mito 9: “Mi homepage necesita mucho contenido”
La homepage de una página web tiene muchísima importancia porque es al fin y al cabo nuestra carta de presentación de cara al internauta, pero a la hora de diseñarla hay que apostar por la prudencia y no llenarla hasta los topes de contenido, pero tampoco simplificarla demasiado (y que el internauta no sepa ante lo que se encuentra).
Mito 10: “Cuantas más páginas tenga mi página web, mejor”
Que nuestra página web tenga muchísimas web no garantiza que vaya a generar más tráfico. En primer lugar, porque no todo lo que publicado es indexado por los buscadores (o es indexado al menos de manera correcta). En segundo lugar, porque hay páginas que, aun indexadas, no permanecen en el índice. Y en tercer y último lugar porque tener muchas páginas indexadas no se traduce necesariamente en tráfico de calidad y “leads”.
Mito 11: “Ofrecer al usuario una buena experiencia es un extra, no una exigencia”
Google se preocupa cada vez más de premiar a aquellas páginas que proporcionan experiencias de calidad al internauta, por lo que esas experiencias deberían ser para usted una prioridad.
Mito 12: “El SEO local ya no importa”
Lejos de haber caído en el olvido, el SEO local tiene cada vez más importancia para Google. Así lo demostró el gigante de internet en julio de 2014 con el lanzamiento del nuevo algoritmo Pigeon, que nació con el objetivo de depurar las búsquedas locales.
Mito 13: “Google nunca descubrirá que hay webs ‘malas” apuntando a mi página”
A Google, como a Santa Claus, no se le escapa nada y sabe siempre cuándo hemos sido buenos (o traviesos).
Mito 14: “Las imágenes no necesitan optimizarse”
Durante mucho tiempo las imágenes fueron las grandes olvidadas del SEO, pero en una red de redes cada vez más visual es más importante que nunca etiquetar adecuadamente las fotos para que los motores de búsqueda puedan conocer su contenido.
Mito 15: “Las ‘answer boxes’ sólo son importantes para Wikipedia”
Las ‘answer boxes’ (esas cajas con información destacada que tan a menudo encontramos en Google) tienen muchísima importancia para el famosísimo buscador.
Mito 16: “No necesito una estrategia de optimización móvil”
Craso error. ¿Acaso no le suena el “mobilegeddon”? Debería saber que lleva en funcionamiento casi un año y en virtud de este nuevo algoritmo, el motor de búsqueda de Google castiga a las webs no optimizadas para los cada vez más omnipresentes dispositivos móviles.
Mito 17: “El SEO es algo que compete en exclusiva al departamento técnico”
Es cierto que el SEO tiene muchísimos recovecos de carácter puramente técnico, pero que el departamento técnico sea el “dueño” en exclusiva de esta disciplina es una auténtica falacia. Al fin y al cabo, el SEO es mucho más que ser un gurú de la informática.