martes, 8 de abril de 2014

¿Estar en redes sociales forma parte del trabajo de los CEOs?

Hasta la fecha, los máximos representantes de las empresas han luchado por mantenerse al margen de la esfera 2.0. Una tónica habitual incluso en las grandes corporaciones. Algo que ya ponía de manifiesto un reciente estudiopublicado por Augure  a finales de 2013, y en el cual, se revelaba que el 70% de los CEOs del Nasdaq 100 no tenía presencia en los Social Media. 
Sin embargo, estar en las redes sociales no es un capricho, sino una necesidad. Los diferentes públicos de una empresa, desde los clientes, hasta sus empleados y stakeholders necesitan que su cabeza visible sea capaz de salir a la palestra en cualquier momento, y demostrar que lleva las riendas de su empresa. Un hecho que hoy en día se consigue manteniendo una presencia activa en las redes sociales. Se trata de un medio directo y abierto, que permite una comunicación instantánea y efectiva, de tal modo que contribuye a generar confianza y compromiso.

Por tanto, los CEOs deben estar en las redes sociales, en respuesta a una petición que la sociedad demanda a gritos. Tal como reflejan las nuevas conclusiones de la Global CEO Social Survey, sus ventajas repercuten positivamente en múltiples aspectos.
Contribuye a mejorar las ventas. El 61% de los consumidores americanos se mostró más dispuesto a elegir una marca donde su cúpula directiva se haya implicado directamente en la comunicación de los valores de la empresa a través de los Social Media.
El 82% de ellos considera que esta actividad social por parte del CEO de la empresa contribuye a transmitir los valores de la organización, y a crear su reputación de marca. Se trata de una fuente de confianza de primer nivel.
Para el 77% de los encuestados en Estados Unidos, las redes sociales constituyen una poderosa herramienta, que permite fomentar el liderazgo y aumentar la credibilidad de los altos ejecutivos. Un 80% considera que ayuda a mejorar su imagen y reputación personal.
Las redes sociales son sin duda un canal de comunicación directa con los stakeholders, sin intermediarios; de tal modo que se pueda establecer un diálogo fluido, recomendable para ambas partes.
El 71% de los participantes en el estudio considera que las redes sociales suponen una útil herramienta de relaciones públicas, que permite tanto a los CEOs como al resto de directivos actuar en su propio nombre y representación, mostrando cercanía y generando confianza de un modo más efectivo que a través de intermediarios. Un hecho especialmente necesario a la hora de defender el buen nombre de la marca ante cualquier situación controvertida, mitigando así los efectos de una crisis de reputación.
Esta práctica denota asimismo transparencia por parte de la marca (77%), lo que aporta credibilidad a las intervenciones de la organización, generando engagement con todos los públicos y grupos de interés. Un 83% considera que es un modo de establecer relaciones estables y fructíferas con el entorno de la empresa, tanto a nivel interno como externo.
Tal como se desprende del estudio, las múltiples ventajas de que los máximos responsables de la organización estén presentes en las redes sociales deberían concienciarles de que desarrollar una presencia online forma parte de su labor diaria; motivándoles a dar el paso definitivo.