miércoles, 23 de abril de 2014

10 Consejos para fomentar el engagement en Twitter con los más mayores

Las redes sociales tienen un nicho de mercado incipiente y todavía por explotar. Se trata de los usuarios seniors, los mayores de 65 años, grandes adeptos a la tecnología que paulatinamente han ido descubriendo las ventajas de sumergirse en el medio 2.0.
El informe de Pew Research Center indicaba este mismo mes que el 60% de los adultos mayores de 65 años dispone de acceso a internet. De ellos, el 71% se conecta a diario. Se trata del segmento de la población más sociable en los Social Media. Estos usuarios desarrollan una mayor actividad social con su entorno más cercano que los usuarios más jóvenes. Han encontrado en internet y las redes sociales un modo de permanecer informados de lo que sucede en el exterior, así como una vía para conectar con los suyos. Pese a que todavía su presencia en Twitter es reducida (6%), su adopción se registra con un buen ritmo de crecimiento. El número de usuarios de las redes sociales entre estos usuarios se ha duplicado en apenas 3 años. Lo cual muestra su interés por este canal.
Los consumidores senior constituyen un importante público objetivo para muchos sectores, dado su importante nivel adquisitivo, y sus necesidades concretas. Twitter es un canal efectivo para llegar hasta ellos y conseguir su trato de favor. Para ello, es importante desarrollar una estrategia adecuada a sus intereses:

El primer paso sería ayudarles a familiarizarse con el canal. Mostrarles las ventajas de conectar con la empresa a través de la plataforma de microblogging, y ofrecer consejos útiles sobre el uso de los hashtags, a qué cuentas seguir, o crear una serie de preguntas frecuentes, o FAQs que ayudaran a solucionar las dudas más comunes del mundo de los 140 caracteres.
Generar confianza en la marca y mostrar su saber hacer reflejando testimonios de clientes satisfechos; a ser posible de su mismo sector. Esto es posible fácilmente gracias a la previsualización de las imágenes en Twitter.
Ofrecer contenido dirigido a este público objetivo, utilizando su idioma, hablando de sus intereses y estilo de vida. Asimismo, sería una buena opción crear ofertas y promociones especiales para ellos; como descuentos por mostrar la tarjeta dorada, o el día de las personas mayores.
Mostrar las ventajas del producto, haciendo hincapié en los beneficios que éste ofrece para las personas mayores. Todo ello teniendo en cuenta sus necesidades y problemas cotidianos, y siempre utilizando un lenguaje cercano y adaptado a ellos.
Crear contenido específicamente pensado en los mayores, con el fin de consolidarse como canal de referencia e información útil. Así, podemos publicar consejos de vida saludable, recomendaciones en temas de alimentación, ejercicio e recomendaciones sobre el uso de las nuevas tecnologías. No hay que olvidar que se trata de usuarios neófitos en este terreno, pero que disponen de las limitaciones físicas y mentales propias de su edad.
Ofrecer un mensaje concreto, claro y directo. 140 caracteres pueden dar para mucho, si se estructura bien el mensaje. Deben incluir una única idea, con una única llamada a la acción, sin resultar ambiguos, o incompletos.
El humor es siempre un recurso bien recibido; siempre y cuando se utilice con buen criterio, y no degenere en bromas ni expresiones de mal gusto.
Evitar utilizar tecnicismos, o expresiones demasiado coloquiales, ni las propias de otros grupos de población. Siempre es necesario ponerse en la piel del público objetivo, estudiar sus movimientos y adaptarse a su forma de actuar.
Como siempre, una imagen vale más que mil palabras. Los tuits que incluyen foto generan hasta un 150% más de RT que el resto. Por ello, podemos hacer de Twitter el escaparate ideal para nuestra empresa, pero no solo para mostrar productos, sino imágenes de personas de esta edad, con el fin de que se sientan identificados.
Cuidar bien el lenguaje y el tono de la comunicación, que no raye en lo condescendiente. Una cosa es que sean mayores, y que puedan tener conocimientos limitados sobre tecnología, y otra menospreciar su capacidad para desenvolverse en este medio.