lunes, 25 de febrero de 2013

Tips para sacarse el cinturón negro en Google+


Nos sorprende como hay algunos perfiles de Google+ con más de un millón de seguidores. Por lo que hemos estado analizando en distintas páginas, podemos sacar unas conclusiones sobre tips para convertirte en cinturón negro en Google Plus.
1.       Entrar al tatami con respeto
La entrada en Google+ es gratuita, como en Facebook y Twitter, pero no tan embarazosa como Twitter o Facebook.  Tu madre, tu tía, y tus exjefes están en Facebook porque es Facebook, pero los usuarios de G+tienen objetivos y necesidades específicas. Muchos de ellos trabajan parcialmente o a tiempo completo en sus respectivos blogs o consultorías independiente y utilizan esta red social para establecer contactos y mejorar.
2.       Entrenar duramente antes de la pelea
Trabaja un poco tu perfil antes de ponerte a meter a gente dentro de tus círculos, procura introducir keywords y enlaces a tu site y tus perfiles en otras redes dentro de la descripción.
3.       Aprende de los maestros
Al igual que un nuevo alumno de judo, tienes que encontrar unos pocos maestros en su que sean quienes te enseñen a pelear duro. Para encontrar a tus profesores, buscar un tema, y busca quién es el que hace lamayor parte del ruido sobre ese tema.
4.       Busca un oponente adecuado

Asegúrate de que cuando te dediques a añadir gente a tus círculos lo estés haciendo bien. Es completamente correcto añadir a tus círculos a alguien que no conoces en Google+, no como en Facebook que resultaría un poco “extraño”. No les cabreará que te añadas a sus círculos, porque es una estadística muy buena para ellos, sino te quieren directamente no compartirán contenido contigo, y si lo hacen es probable que te devuelvan el circleback. Por ello es mejor hacer las búsquedas de usuarios que hablen sobre las temáticas que te resulten de mayor interés,  y para ello te vendrán perfectamente las recientes comunidades de Google+
5.       Afina tu espíritu del tigre
En la película de Karate Kid, el espíritu del tigre es aquel motivo que te lleva a luchar, el fin que te mueve. Así que márcate unos objetivos razonables a corto plazo para tener siempre en mente antes de ponerte con cualquier acción en Google+.
6.       Busca nuevos oponentes
En lugar de de estar  añadiendo gente a tus círculos frenéticamente, ¿Por qué no prestarles tu sabiduría y conocimientos?. A través de la publicación de comentarios o haciendo +1 en artículos relevantes de esa página, es posible que te hagas con nuevas amistades en la red social.
7.       Dosifica tus esfuerzos
Todos tenemos unos botones de seguir en Facebook y Twitter en nuestros blogs, y sino deberías tenerlos, igual que con la cajetilla de Google+ que es ya esencial dentro de cualquier blog. Esta característica no sólo se ve bien para el usuario, sino que también dejas la posibilidad al lector para que te introduzca en sus círculos con un solo clic.
8.       Lucha con estilo
Cuando tus círculos comienzan a crecer, es posible que pierdas algunos si a lo que te dedicas es a publicar diariamente las entradas de tu post tal cual. Mete una pequeña introducción, siempre acompañados de imágenes o vídeos y harás que tu muro de noticias sea mucho más atractivo.
9.       Abandonando el tatami
Armado ya con una gran presencia en “la tercera red social”, deja el tatami para explorar otros blogs. Una vez que tengas artículos en algunos blogs decentes, asegúrate de que su línea de autor incluye un enlace a tu perfil de Google+, de conformidad con las directrices de la autoría. Este enlace atrae tráfico a tu perfil G+ y te posicionará como una figura de autoridad.
10.       Domina los intangibles
Al igual que en cualquier red social, hay muchas cosas como la personalidad y el tono de las comunicaciones que pueden ayudarte (o perjudicarte). Puedes hacer todo los pasos anteriores con más de  un 9 pero si en el fondo eres un borde, a la gente no le gustará tu página. O, tal vez puedes derrochar empatía, comprensión y cualidades admirables que te amasarán una enorme cantidad de seguidores en poco tiempo.
De cualquier manera, te debes a ti mismo y a tu blog – o lo que sea que hagas –  así que necesitas construirte un perfil en condiciones en Google+.