lunes, 18 de junio de 2018

Facebook te pedirá que puntúes los anuncios publicitarios

El nuevo propósito de la compañía de Mark Zuckerberg es que valores tu grado de satisfacción con los productos o servicios publicitados que se te muestran en plataformas como Facebook o Instagram. Una de las últimas novedades de Facebook, después de lanzar diversas funciones para paliar los recientes escándalos como el de Cambridge Analytica o de trabajar en una plataforma para influencers, se trata de una iniciativa para que sean los propios usuarios aquellos que controlen a los anunciantes. Los de Zuckerberg anunciaban esta novedad mediante un comunicado en su blog, argumentando que su objetivo es detectar las frustraciones comunes de los usuarios y evitar las malas experiencias de compra. 
Para que Facebook pueda alentar a las empresas a mejorar, bloquear los anuncios de aquellas marcas que decepcionen a los internautas o brindar una experiencia publicitaria más optimizada, los usuarios podrán emplear una nueva herramienta anunciada este martes y llamada “Dejar comentarios” con el fin de valorar su grado de satisfacción con respecto a los productos o servicios publicitados en Facebook o Instagram.
La funcionalidad para evaluar la calidad o utilidad de los anuncios publicitarios mostrados al usuario se encontrará dentro de la pestaña “actividad publicitaria reciente”, donde puedes acceder a todos aquellos anuncios recientemente mostrados y donde podrás ayudar a Facebook a controlar mejor a los anunciantes rellenado una breve encuesta.
Con esta propuesta, la red social persigue especialmente echar un cable a las empresas con un nivel alto de comentarios negativos para que estas puedan realizar los pertinentes ajustes y revertir la situación de mala atención al cliente o escasa reputación social. También la propia plataforma ganará al ofrecer unu mejor servicio publicitario y por su parte, los clientes estarán más satisfechos. Para aportar el feedback, Facebook brindará a los anunciantes un tablero con el grado de satisfacción del cliente. 
“Si los mensajes no mejoran con el tiempo, reduciremos la cantidad de anuncios que un negocio particular puede generar”, explican desde la organización, advirtiendo de que podrían llegar al punto de prohibir al anunciante ya que “las malas experiencias de compra no son buenas para nadie”.
 Desde la plataforma se excusan en que poseen estándares de la comunidad y políticas publicitarias que rigen los anuncios, pero estos “no se aplican a las malas experiencias de compra fuera de Facebook, como después de hacer clic en un anuncio en el sitio o la aplicación de un minorista en línea para realizar una compra”. La nueva herramienta podría darle la vuelta a esta problemática y mejorar la atención al cliente con ayuda de la retroalimentación de los usuarios. 
Fuente | The Register