martes, 3 de diciembre de 2013

Twitter tiene mucho potencial todavía por explotar

Si hay algo que caracteriza a Twitter es el ritmo frenético al que se sucede la información. Ya a principios de año su CEO, Dick Costolo no sindicaba que al día se generaban más de 500 millones de gorjeos. Una cantidad astronómica que sin duda podría dispararse si gran parte de sus 232 millones de usuarios activos participaran.

Los datos de PeerReach vienen a echar un jarro de agua fría sobre la participación real en Twitter, indicando que únicamente la mitad de sus usuarios realmente se conecta y tuitea al menos una vez al mes. La plataforma de microblogging se enfrenta al hecho de que no consigue atraer en primera instancia a los recién llegados a su nido.

Una realidad que afecta tanto a individuos como a empresas. Forrester indicaba hace unos días que únicamente el 55% de los marketers obtiene un rendimiento positivo de su actuación en Twitter.

En el caso de los marketers, Forrester recoge que estos consideran que Twitter necesita desarrollar nuevas oportunidades de negocio, además de proporcionarles mejores herramientas, consejos e información útil, con el fin de que puedan sacar el máximo rendimiento a esta plataforma. Los marketers se quejan de la falta de información y una orientación que les ayude a enfocar mejor sus campañas. Además, también echan en falta más datos y estadísticas sobre la evolución de sus campañas en Twitter, algo que les ayude a confiar y demostrar la efectividad de este medio.


En cambio, aquellos usuarios o marcas que sí consiguen entender su funcionamiento, se consideran fieles incondicionales del pajarito azul. Los datos de PeerReach reflejan que de los 45 millones de usuarios que tuitearon el día que se hizo el estudio, la gran mayoría  también era un usuario activo 3 meses atrás. El problema estriba en conseguir enganchar y retener a los nuevos usuarios. De las 90 millones de cuentas registradas en los 3 últimos meses, únicamente 3 se consideran tuiteros activos.

De otro lado, la agilidad de Twitter y su poder de difusión le han ayudado a posicionarse como el termómetro de la conversación social. Un canal para obtener información en tiempo real, así como para compartir datos y acontecimientos de primer nivel. Un hecho que constata el trabajo de Pew Resarch que vio la luz la semana pasada.

Cabe destacar que la población joven está estrechamente ligada a este medio 2.0. Los datos recogidos por Piper Jaffray reflejaban que las nuevas generaciones prefieren Twitter (26%), antes que Facebook (23%). Se trata de un entorno en el que disfrutan comentando e interactuando con sus contactos. El trabajo realizado a nivel global por PeerReach indica que la media de edad de los tuiteros es de 24 años. Concretamente en España, el tercer país con mayor número de usuarios activos, con una tasa de penetración del 14%, aproximadamente el 42% son adolescentes.

Pese a que Twitter cuenta con amantes y detractores, a la vista está que mantiene su puesto como le rey de la conversación 2.0. Esto hace que el 18% de los marketers encuestados por Forrester que todavía no han apostado por él tengan previsto hacerlo en el próximo año.