lunes, 6 de mayo de 2013

Invierte en tus clientes y después en social media


Muchas empresas piden hacer estrategias en redes sociales, sin haber invertido ni un sólo euro en lograr que sus clientes sean prescriptores activos.

"Me gustaría estar presente en redes sociales" eso es lo que normalmente te pregunta una empresa, la respuesta a lo gallego podría ser ¿Cuál es tu estrategia de fidelización?, ¿Cuánto inviertes en mantener contentos a tus clientes?, ¿Te prescriben?.

Pues lo normal es que te digan que sí, que tienen un departamento de atención al cliente, pero, para mi eso no es invertir en los clientes. A poco que hayas pedido algún presupuesto de marketing online, o de social media, te habrán preguntado si dispones de una base de datos de clientes. Debería de ser el primer paso, la respuesta se puede parecer a esta, "tenemos una lista de clientes", -pero ¿tenéis su email?-. No, tenemos sus datos de facturación. -¿Y habéis hecho alguna acción con ellos?-. -Pues no, están ahí-. Podría ser la respuesta definitiva.

Es un diálogo típico que es probable que te suene. A partir de aquí el primer objetivo de una compañía debería de ser invertir tiempo y dinero en aquellos que ya han comprado y están satisfechos. Primer paso en un CRM, y que puede estar gestionado en una simple base de datos. Esos deberían ser los primeros a los que invitemos a nuestros medios sociales, es nuestra comunidad real.


Atrae a tus clientes de nuevo

Lo primero que puedes ofrecer es un incentivo para recuperar a ese cliente, en función de tu público objetivo.

Trabaja con niños. Si quieres atraer a los padres, ofrece un valor a los niños, regala entradas de cine, haz un concurso de dibujo, invierte en un cuenta cuentos, trae a papa Noel. Es una buena estrategia para recuperar a los clientes y disponer de su email.

Descuentos directos a clientes. Tienes clientes que no han vuelto nunca, ofrece un descuento atractivo para que vengan de nuevo, tendrás que invertir en medios tradicionales o tirar de tu base de datos para hacer mailing tradicional. Ofrece un descuento exclusivo y sé original al comunicar.

Cine en familia. Contrata a una empresa de telemarketing e invítalos a un pase de cine. Alquila una sala por la tarde o un domingo por la mañana y dí que pueden venir con sus hijos.

Incentiva la prescripción

Si un cliente está satisfecho con tu producto y servicio tienes que incentivar la prescripción, ofrece algo a ese cliente por traerte un nuevo cliente. Parte del dinero que utilizas para marketing que repercuta directamente en los clientes si te prescriben.

Ofrece descuentos directos para el prescriptor. Por ejemplo "Por cada cliente que traigas nuevo un 10% de dto" para una próxima compra.

Códigos descuentos. Si dispones de una tienda online, puedes regalar códigos descuentos a aquellos que sea prescriptores.

Compras colectivas. Ofrece a tus clientes la posibilidad de comprar más barato, o de disponer de un servicio mejor, si vienen acompañados de otros futuros clientes.

Todas estas acciones deben de ir acompañadas de acciones de captación de emails y datos, ya sean offline u online para que aumente la masa crítica de potenciales compradores.

Puedes invertir en muchísimos medios online para aumentar el tráfico y las ventas, pero si inviertes ese dinero en remunerar a aquellos que ya han tenido una experiencia positiva con tu empresa tendrá mucho más impacto. 

En cuanto tengas una base de datos de prescriptores y leads que ya han tenido una experiencia positiva con tu marca será el momento de invertir en social media y en contenido. En definitiva de mantenerte conectados con ellos.