viernes, 20 de noviembre de 2015

Si no quiere ser un “patito feo” del SEO, deje atrás estos 10 horrores

Abrirse paso en los motores de búsqueda (y aparecer en los primeros puestos) es condición sine qua non en toda estrategia de inbound marketing. No en vano, los tres primeros resultados arrojados por los buscadores se las ingenian para concitar el 61% de los clics. Y no sólo eso. El 75% de los internautas no va nunca más allá de la primera página de resultados de búsqueda.
Si el SEO es una disciplina que se le resiste y que, haga lo que haga, sigue siendo para usted un pertinaz dolor de cabeza, le recomendamos reconciliarse con él dejando atrás los 10 errores (monumentales) que desmenuza a continuación la empresa de diseño web Fertile Frog en la siguiente infografía:
1. El “keyword stuffing”
Las palabras clave son un ingrediente esencial en el SEO, pero abusar de ellas causa “empacho” a Google y a su todopoderoso algoritmo.

2. Los links rotos
Los links rotos son el camino más corto para que nuestra web se gane una mala reputación entre los buscadores.
3. Copiar contenido
Copiar contenido no es sólo ilegal sino que nos deparará un buen tirón de orejas por parte de Google.
4. La duplicación de contenidos
Duplicar contenido es una mala práctica que Google no dudará en afearnos metiendo la tijera en nuestro “search ranking”.
5. Contenido de mala calidad
En una era dominada por el marketing de contenidos descuidar la calidad del contenido es un auténtico “pecado mortal”.
6. “Title tags” repetidos
Repitiendo “title tags” despistaremos innecesariamente a las arañas de Google y a los internautas.
7. Metadescripciones repetidas
Las metadescripciones deben ser no sólo diferentes en cada página sino también lo suficientemente descriptivas y persuasivas.
8. Links no creíbles
No cometa el error de regalar links a webs con poca o nula credibilidad.
9. Hacer caso omiso de las analíticas
Si no se toma la molestia de medir el tráfico de su web, no podrá medir tampoco el impacto de su SEO.
10. Optimizar las palabras claves equivocadas
Ponga la lupa sobre su público objetivo y utilice las palabras que la gente utiliza (de verdad) para buscar, no las que usted cree que utiliza.