jueves, 25 de junio de 2015

Tras los cambios en el algoritmo de Google 'si no eres móvil' estás perdiendo

Cuando Google ajustó su algoritmo el pasado abril, lo hizo para mejorar la calidad de sus búsquedas móviles pero los efectos están yendo más allá.
Uno de los momentos señalados en el calendario al que las empresas se tuvieron que enfrentar durante esta primera mitad del año fue la actualización del algoritmo de Google. Cada vez que Google modifica su algoritmo, la situación se torna en complicada para las compañías que están presentes online, ya que cada modificación cambia las reglas del juego y consigue, así, hacer que quienes estaban logrando triunfar en el pasado se encuentran con que las reglas que les habían empujado al éxito ya no se aplican y tienen que, como las demás, aprender de nuevo.

En esta ocasión, además, Google hizo algo que no suele hacer cuando hace ajustes en su algoritmo y es que no solo anunció lo que iba a hacer sino que además dejó claro qué es lo que esperaba ahora de las webs. Por una vez, los responsables de SEO no iban a tener que jugar a ser investigadores y no tendrían que analizar qué es lo que estaba haciendo ahora Google, sino que podrían simplemente seguir las normas que Google imponía y ajustar sus webs a ellas.
¿Y qué es lo que Google pedía en esta ocasión? El buscador quiso dejar claro que el móvil es el futuro (las estadísticas que circulaban al calor del cambio en las normas del juego señalaban que un 50% de las búsquedas se hacen ya desde dispositivos móviles) y reclamó a las webs que se adaptasen a estos dispositivos. Si no lo hacían, iban a salir perjudicadas ya que aparecerían en peores posiciones en los resultados de búsqueda móvil (y teniendo en cuenta que cada vez se busca más desde el móvil eso no parecía una muy buena noticia).
El cambio estaba además fechado para finales de abril y ahora, algo más de un mes después, es el momento de hacer balance. ¿Ha realmente cambiado algo las cosas el ajuste que ha hecho Google en sus resultados de búsqueda? Un estudio de Catchpoint Systems ha analizado cómo está mostrando Google ahora sus resultados para determinar si el Mobilegeddon ha sido o no tal.
Sí, si no eres móvil estás perdiendo
Los resultados del estudio son concluyentes. Si no se ha conseguido adaptarse al móvil, Google está penalizándote y se están consiguiendo peores resultados. De hecho, según las apreciaciones del estudio no solo está funcionando en tráfico móvil. Es decir, Google no solo está teniendo en cuenta en sus resultados de búsqueda móviles el que sea o no responsive una web. La situación también está afectando a los resultados de búsqueda que se muestran en navegador.
"El factor de si tu site o página es mobile friendly está realmente impactando tanto en móvil como en escritorio de la misma manera", explica aMobileMarketer Drit Suljoti, chief product officer en Catchpoint Systems. Por lo tanto, alerta, si la web en cuestión no es reponsiva, no debe sorprender a sus responsables que Google la esté penalizando también en escritorio.
Esta conclusión es especialmente interesante ya que hasta ahora cada vez que se hablaba de este cambio en el algoritmo se centraba su alcance al mercado móvil (al fin y al cabo es ahí en donde Google anunció que se centraría y es el espacio en el que tiene sentido que los cambios efectuados por el buscador afecten a los resultados de búsqueda). Pero los datos de Catchpoint Systems añaden una nueva capa de presión a los responsables de las compañías y a sus expertos en SEO porque, incluso si el tráfico móvil no es su objetivo final, tendrán que preocuparse por cómo funciona su site en esos terminales ya que los efectos de hacerlo bien o hacerlo mal están tocando en otras áreas.
De hecho, en la prueba añadieron más factores, como la velocidad de carga de la web, y descubrieron que, aunque ese elemento es importante, no pesa más que el ser o no mobile friendly a la hora de posicionarse. Poco importaba que la web en cuestión fuese más rápida en carga, si no estaba adaptada al móvil no conseguía posicionarse por delante de la que lo estaba.