viernes, 13 de octubre de 2017

5 tendencias que cambiarán el social media en 2018

La atención de los consumidores se ha convertido en uno de los bienes más preciados. Captarla es uno de los grandes quebraderos de cabeza para los marketeros que han visto en las distintas redes sociales una oportunidad de alcanzar su meta.
Pero no todo vale. Muchas marcas siguen ancladas en pensamientos pasados de moda bajo la filosofía de que estas plataformas son simples escaparates en los que mostrar sus contenidos. Se olvidan de adaptarlos y, lo que es más importante, detenerse por un momento a pensar que cada una de las redes sociales tienen sus propias particularidades.

Las empresas necesitan averiguar cuanto antes qué es lo mejor para sus audiencias en las redes sociales. Siempre atendiendo a los que estas demandan en cada una de las plataformas con el fin de generar esos dos conceptos tan esquivos en los tiempos que corren: lealtad y compromiso.
Para ayudarle en esta tarea vamos a poner el foco a lo largo de estas líneas en cinco tendencias que marcarán las prácticas marketeras en social media el próximo año. Tome nota y comience a aplicarlas ahora que aún tiene tiempo y se ahorrará comenzar el año con lamentos.
1. El contenido efímero reporta altas tasas de participación
Snapchat ha popularizado el contenido efímero. Y es que 10.000 millones de visualizaciones de vídeo al día no pueden ignorarse. Este tiempo de apuesta ofrece altas tasas de participación por diversos motivos que han sido recogidos por Adweek y que a continuación le exponemos:
– Son contenidos que están pensados para ser auténticos.
– Desaparece en cuestión de horas por lo que eleva el temor del usuario a que se pierda antes de consumirlo.
– Los contenidos efímeros le ofrecen la atención de sus potenciales consumidores.
2. Siempre apueste por el contenido relevante y que aporte valor
El 84% de los millennials no confía en la publicidad tradicional. Razón por la que no tiene ningún sentido que su marca continúe construyendo contenido desde el punto de vista de la venta.
Adopte un enfoque narrativo centrado en los insights creados a través del conocimiento del consumidor. Trabajando sus acciones en redes sociales desde el punto de vista del consumidor sabrá qué necesita.
Una gran idea sería el trabajo con influencers. Estos son conocedores de las redes sociales y cuenta con audiencias fidelizadas y segmentadas que confían en su palabra. Recuerde que el 45% de las personas que compran en internet lo hacen guiadas por las opiniones de otros usuarios.
3. Chatbots y atención al cliente
Recientes previsiones realizadas por Gartner apuntan a que en 2018 el 30% de las conversaciones que mantendremos en el entorno online se producirán con robots. La inteligencia artificial ha llegado para quedarse.
Estas tecnologías son muy eficaces a la hora de trabajar servicios como la atención al cliente (funcionan 24/7) y le ayudarán a relacionarse en cualquier momento con potenciales clientes. Pero recuerde que el factor humano es fundamental a la hora de que los usuarios sepan que detrás de la tecnología hay personas de carne y hueso.
4. Contenidos en directo e interactivos
Las redes sociales se posicionan como las plataformas idóneas a la hora de hacer llegar contenidos en directo a grandes audiencias en tiempo real. Las distintas herramientas que nos encontramos en ellas posibilitan la interacción con los usuarios. Algo que agradecerá a la hora de valorar el engagement conseguido con sus acciones.
5. Inteligencia artificial y reconocimiento a través de la imagen
Los medios sociales hace mucho que dejaron de ser texto. Cada día se comparten en plataformas como Facebook, Snapchat o Instagram más de 3,2 millones de imágenes. El contenido visual ha llegado para quedarse.
Un fenómeno que las marcas necesitan capitalizar y dominar rápidamente. Y es aquí donde la inteligencia artificial se convierte en el mejor de los aliados de los marketeros.
El procesamiento de imágenes reportará mejores métricas y datos más precisos al permitir descubrir detalles minuciosos que hasta ahora no conocíamos.