viernes, 20 de mayo de 2016

Los buscadores siguen siendo la principal herramienta de los consumidores

¿Cuáles son los canales que tienen una mayor influencia en las decisiones de compra de los consumidores? ¿A través de que vías descubren nuevos productos e investigan potenciales adquisiciones? ¿Donde conocen nuevas marcas? Conocer la respuesta a esas preguntas puede marcar la diferencia entre invertir, o no, en los canales digitales más rentables. Y según un nuevo estudio de Catalyst y Forrester Consulting, estos son los buscadores y las redes sociales.
Así, este informe revela cómo los consumidores están usando las búsquedas y los social media en las distintas fases del viaje del cliente, para ayudar así a las compañías a desarrollar estrategias más efectivas a través de estos canales.
Hay que tener en cuenta que atrás quedo el viaje del cliente lineal, en el que consumidor se limitaba a comprar lo que encontraba en la tienda. Hoy ese viaje es multicanal y multidispositivo, y el cliente activamente los alterna en cada punto de contacto con las marcas: del descubrimiento, a la compra o la recomendación. En este viaje, tanto las búsquedas como lo social juegan un papel clave, y es importante conocer cuándo, cómo y dónde los usuarios recurren a estos instrumentos para poder adaptar la estrategia en busca de ventajas competitivas.

La primera conclusión del estudio es que los buscadores son la principal herramienta de los consumidores en su proceso de compra, y es la fuente número uno de información. Así, más del 90% de los consumidores usan los buscadores para descubrir, explorar y establecer engagement con productos y marcas.
Además, los consumidores confían más en los resultados de sus búsquedas que en cualquier otro canal digital. 9 de cada 10 encuestados aseguran usar las búsquedas en su proceso de compra de forma habitual, y el 72% cree que los resultados de búsqueda son dignos de confianza.
Pero las redes sociales también tienen un papel crucial en el viaje del cliente, complementando el rol de los buscadores. Más del 85% de los consumidores usa estas plataformas para descubrir productos y para considerar si adquirirlos o no. Pero además, las redes sociales proporcionan información que realmente influye en las decisiones de compra: el 81% de los encuestados reconocieron haber conocido un producto o marca que habían acabado comprado a través de sus conexiones en redes sociales. E incluso las propias empresas pueden influir, ya que un 43% dijo haber comprado algo debido a una publicación de una compañía y el 30% debido a anuncios en redes sociales.
Los consumidores que combinan ambos canales gastan más
El estudio también muestra que los consumidores que combinan el uso de buscadores y plataformas sociales en su comportamiento de compra, son los más valiosos para las marcas, ya que gastan más en ellas y también las recomiendan de forma más activa. Más de la mitad de los encuestados que usaban ambos canales en sus decisiones de compra habían gastado más de 250 dólares online en los últimos tres meses, y también eran un 9% más proclives que el resto de consumidores a actuar como embajadores de marca.
Combinar estrategias de marketing en buscadores y social media es por lo tanto la opción perfecta para maximizar el impacto de las campañas. Con un 58% de los consumidores que aseguran utilizar ambos canales en sus decisiones de compra, las estrategias que optan por utilizar los dos suponen una oportunidad para las marcas de multiplicar su valor para los clientes a través de su viaje de compra. Por otro lado, lo social es también un aspecto importante de cómo funcionan las búsquedas orgánicas: entendiendo que los consumidores responderán al contenido social mientras buscan información de una compañía, sus productos y sus servicios, esta puede recompensar a sus consumidores más valiosos ofreciéndoles el contenido adecuando en el contexto adecuado.