jueves, 9 de marzo de 2017

¿WhatsApp como tarjeta de visita? Es posible, pero podría ser mejor

Las tarjetas de visita es algo que realmente sigue funcionando en el mundo de la empresa. El mundo se ha digitalizado, pero este pequeño pedazo de papel sigue siendo la forma más efectiva de intercambiar información de contacto entre empresas y profesionales. Pero también es posible utilizar WhatsApp como tarjeta de visita.

Si la tarjeta tradicional funciona es sobre todo debido a dos premisas fundamentales: sencillez de uso y universalidad. No hay que hacer nada ni saber nada para comenzar a utilizarlo, más allá de encargar las propias tarjetas. Además todo el mundo sabe como funcionan y está ampliamente extendido su uso. Y lo cierto es que ambas premisas las cumple sobradamente el servicio de mensajería instantánea. Incluso para buscar empleo.
Donde falla WhatsApp es en la posibilidad de mostrar más información de contacto, más allá del propio número de teléfono. Aquí una opción que se puede utilizar es el Estado, inicialmente pensado para mostrar qué estamos haciendo en un momento concreto, si estamos reunidos o de vacaciones, por ejemplo. En este apartado podemos aprovechar para añadir información del departamento y la empresa en la que trabajamos y otros medios de contacto.
Lo malo es que en un primer momento, cuando vemos los contactos que tenemos sólo nos aparecerán unos pequeños datos cuando buscamos en la sección de contactos de WhatsApp. Tenemos que entrar en el perfil para ver si ha introducido más datos, como podría ser el correo electrónico o un teléfono secundario.
También que perdemos parte del control con el cuál queremos que nos registren en sus teléfonos. Es decir, si alguien comparte nuestro contacto, la persona que lo recibe lo almacenará tal y como se lo pasaron, no existe sincronización entre lo que nosotros queremos y cómo se guarda el contacto. Esto es quizás algo que le pediríamos a un WhatsApp para empresas.
Al final el objetivo es convertir WhatsApp no sólo en una forma de contacto a través del teléfono, sino también en un tablón de información a nuestros contactos de forma sencilla y rápida. Con la ventaja sobre las tarjetas de visita tradicionales de que siempre podremos actualizar la información.