martes, 1 de diciembre de 2015

Pasión por el rojo, rosa y violeta: los colores que hacen más virales los contenidos en redes sociales

El color es un elemento muy importante a la hora de construir un mensaje. Los colores funcionan como algo más que un elemento contextual, como una cuestión estética o como algo accidental que hay que asumir en un mundo en el que los mensajes ya no se transmiten en blanco y negro. Los colores influyen a muchos más niveles y hacen que los consumidores actúen, sientan o perciban las cosas de un modo completamente diferente al que lo harían si estuviesen expuestos a otro color completamente diferente.
Los estudios lo han ido demostrando a lo largo de los últimos tiempos. Los colores tienen un efecto directo en el comportamiento de las personas, como han descubierto diferentes investigaciones empíricas. Un estudio demostró, cambiando el color de los techos de una cárcel, como el color rosa tiene efectos calmantes y reduce las demostraciones y los comportamientos de violencia. No es el único estudio que asoció un color a una emoción. Otros estudios han demostrado que el color rojo crea un estado mucho más emocional y que el color azul tiene un impacto directo a la hora de hacer que el receptor se muestre mucho más calmado.

Los colores también alteran cómo los consumidores reciben los mensajes de las empresas, como bien saben quiénes tienen que diseñar packaging, logos de empresas o anuncios de productos. Los estudios se acumulan sobre el tema. Un estudio analizó el impacto que el fondo de los anuncios publicados en revistas tenía en los consumidores y descubrió que los fondos azules hacen que los productos gusten más que aquellos cuyos anuncios tienen fondos rojos.
Según otro estudio, el color tiene una importancia abrumadora en las decisiones de compra. Un 60% de la aceptación del producto depende directamente del color que se asocia al mismo. Los colores dotan además de significados a lo que se está mostrando. El azul refuerza la idea de confianza y de seguridad, el gris la de fuerza, éxito y la de que se está ante algo exclusivo, el naranja la de barato y el verde la de fresco y limpio.
Los colores también cambian cómo se responde a los contenidos y cómo se comparten los mismos. Un reciente estudio de dos expertos ha analizado cómo los colores pueden influir en los consumidores a la hora de compartir información en redes sociales y cómo ciertos colores hacen que los contenidos sean más o menos virales.
Rojo, rosa y violeta, los colores virales
Los expertos se han centrado en Pinterest, la red social de imágenes, porque querían determinar cómo afecta el color al cómo se comparten contenidos visuales, especialmente ahora que las imágenes son cada vez más populares y que las redes sociales dependen más de ellas para su éxito.
El estudio partió de una muestra al azar de imágenes. Es decir, no se quedaron únicamente con los contenidos más populares o con aquellos que suben los pineadores con más éxito. Crearon un robot de búsqueda que escogió al azar una muestra aleatoria con un millón de pines. Los contenidos están además escogidos a lo largo de doce meses, porque los investigadores no querían que hubiese un sesgo estacional (cada estación tiene ciertos colores dominantes) en sus conclusiones.
Sus datos son sorprendentes y concluyentes: a la hora de compartir contenidos, los consumidores se sienten mucho más inclinados a compartir aquellos que están dentro de una gama de colores concreta. Es decir, los contenidos de ciertos colores son mucho más virales que los contenidos de otros colores. Así, según sus conclusiones, el rojo, el rosa y el violeta empuja a los internautas a compartir más. Estos colores son los que más se comparten. De estos tres colores, el rojo y el que científicamente se conoce como púrpura-rojo (pero que generalmente se llama rosa) son los dos que consiguen mucha más viralidad.
Pero si hay colores que se comparten de forma más masiva, también habrá colores que funcionen como elementos 'malditos' a la hora de lograr viralizar un contenido. ¿Existen gamas de colores que frenan a los internautas a la hora de subir un contenido a sus perfiles sociales y hacer que llegue a más gente? Según las conclusiones del estudio, al igual que hay colores que empujan a compartir, también hay otros que se comparten menos. Los contenidos verdes, azules, negros y amarillos son los que consiguen una menor difusión en Pinterest.
Los investigadores aventuran que posiblemente esta realidad se pueda explicar por los valores que tradicionalmente asociamos a esos colores y lo que los usuarios buscan cuando suben contenidos a Pinterest. Los internautas son más proclives a compartir contenidos que resultan emocionantes o que representan una cierta elegancia (y eso lo marcan el rojo y el violeta) que contenidos que simplemente sean relajantes, tranquilos o fríos (y todo eso se puede encontrar en los colores amarillo, azul, verde o negro).