lunes, 15 de diciembre de 2014

Cómo generar más confianza para vender en Internet

A estas alturas es más que evidente que Internet es un potente canal que nos ofrece muchas posibilidades a la hora de desarrollar nuestros negocios y vender nuestros productos o nuestros servicios. Pero mucho ojo, nadie dice que sea lo más fácil del mundo ni que existan recetas mágicas. 
Para hacer negocio en Internet, no basta con abrir una web y pensar que ya está todo hecho y que las ventas van a empezar a caer del cielo de un día para otro. Hay cosas que no cambian y un negocio sigue siendo un negocio tanto dentro como fuera de Internet.

Por otro lado, es cierto que Internet nos puede facilitar muchas cosas pero no hay que perder de vista que a la hora de vender online, ya sea un producto o un servicio, es necesario generar un plus de confianza para compensar la falta de trato directo y las resistencias que todavía tienen algunos usuarios, sobre todo cuando aún no nos conocen y no somos una gran marca.

La clave: ponerse en la piel del usuario

Para ganarnos la confianza de nuestros usuarios y potenciales clientes, no hay atajos ni fórmulas mágicas, pero conseguirlo está en nuestra mano y es más que posible.
No basta con que lo que vendamos sea bueno y con que nosotros mismos seamos unos grandes profesionales, hay que hacer un trabajo extra para ponernos en la piel de nuestros usuarios yconseguir que quien aterrice en nuestra web pueda tener las mayores garantías a la hora de comprarnos o contar con nosotros.
La clave para generar confianza pasa por conocer a nuestros usuarios y saber ponernos en su piel. A partir de ahí, aquí tienes una serie de recursos que deberías comprobar si están debidamente implementados en tu página web, porque en determinado momento pueden llegar a marcar la diferencia entre vender o no vender. ¿Te merece la pena arriesgarte?

Incluye en la Home la información relevante para tu usuario

Básicamente, antes de comprar en una web, cualquier usuario lo que necesita saber para decidir si quiere seguir adelante es lo siguiente:
  • ¿Quién eres y qué me ofreces exactamente?
  • ¿Por qué debería comprarte a ti y no a tu competencia? ¿Qué ventajas o valores añadidos me ofreces?
  • ¿Cómo voy a poder pagar? ¿Puedo hacerlo con toral seguridad?
  • ¿Cuándo recibiré lo que he comprado y cuánto me va a costar que me lo envíes?
  • ¿Qué pasa si quiero devolver lo que he comprado, voy a poder hacerlo y cómo?

Incluye un número de teléfono de contacto

Pese a que en general los consumidores están cada vez más familiarizados con comprar online, para quienes todavía tienen ciertas resistencias por la falta de trato directo, saber que pueden llamar por teléfono y contactar directamente con alguien en caso de tener cualquier duda o problema, representa un importante plus de tranquilidad y confianza. Mucho más que si la única vía de contacto es un formulario o una dirección de correo electrónico.
Incluir un número de teléfono y situarlo de forma bien visible, en la parte superior de la web, puede marcar una gran diferencia a la hora de vencer posibles resistencias. De hecho, la atención al cliente es uno de los factores más valorados por los consumidores online, como así lo constata un reciente estudio del marketplace español Yodetiendas.com , que revela que hasta 1 de cada 50 compras online son atendidas previamente por teléfono, chat o email.

Anticípate a las dudas de tus usuarios: la página de Preguntas Frecuentes

El objetivo que nunca debes perder de vista es que tienes que procurar ponérselo siempre muy fácil a tus usuarios para que puedan confiar en ti y comprar en tu web con las máximas garantías. Aquí volvemos con el problema de la falta de trato directo.
Si un cliente necesita preguntar algo antes de comprar en un negocio físico de toda la vida, no tiene más que recurrir al encargado o al dependiente. En Internet, esto no es posible pero eso no quiere decir que no podamos preocuparnos por intentar responder de antemano a todas las posibles dudas que pueda tener un usuario. De hecho, no hacerlo puede representar una barrera de entrada bastante importante, porque debemos contar con que muchos usuarios no se van a molestar en mandarnos un mail o llamarnos por teléfono para solucionar esa duda, sino que se marcharán directamente en busca de alguien que se lo ponga más fácil.
Para asegurarte de que te estás anticipando a todas las posibles dudas que pueda tener tu usuario y para poder darle las respuestas que necesita, además de la información que proporciones en la Home y en el resto de tu web, una buena opción es trabajar una buena página de preguntas frecuentes que recoja de forma clara y sencilla toda la información que pueda ser de interés sobre el funcionamiento del negocio y la web, sobre el sector, sobre los productos o servicios, sobre los beneficios, etc.

Humaniza tu negocio

Humanizar tu negocio es una de las grandes bazas que tienes a tu disposición para poder diferenciarte, para generar ese plus de confianza y para demostrar que, más allá de la página web y de la fría pantalla del ordenador, hay personas de carne y hueso que están dispuestas a ayudar y solucionar cualquier posible duda o problema que pueda surgir por el camino.
No temas mostrar quién está detrás de tu negocio. Páginas web hay muchas, pero debes poner en valor quién está detrás de la tuya y el carácter y la personalidad de de tu marca.  Una buena página de Quiénes Somos, que incluya una buena historia humana e imágenes reales (nada de fotos de exposición con modelos que se puedan encontrar en otra web), tus redes sociales y tu blog son oportunidades que deberías aprovechar para poder humanizar tu negocio.
La confianza no se gana de un día para otro, pero si te pones en la piel de tus usuarios y potenciales clientes y trabajas por y para ellos, orientando tu web a facilitarles las cosas y a dar respuesta a todas sus necesidades de información, siempre será más fácil generar ese plus de confianza que te permitirá compensar la falta de trato directo en el mundo online y que, ante la enorme competencia, resulta cada vez más fundamental para poder vender más y mejor.