lunes, 19 de agosto de 2013

3 Claves a considerar en nuestro Social Media Plan

Facebook, twitter, instagram, linkedin… son algunas de un largo etcétera de redes sociales. Casi a diario, los emprendedores con quien tengo contacto dan de alta su proyecto en ellas, a la espera de conseguir seguidores y así obtener una mayor difusión de su propuesta.
Pero muy pocas veces su presencia en las redes sociales dispone de una estrategia detrás. Muy pocas veces se dispone de un Social Media Plan, es decir, de una estrategia de presencia en los medios y redes sociales que permita mejorar la reputación y la imagen de nuestra empresa o proyecto en internet.
Para ello, considero que hay 3 claves fundamentales a tener en cuenta en nuestro social media plan para que sea exitoso y contribuya a conseguir nuestro objetivo:
1. Conocer nuestra audiencia:
Existen en distintas webs muchas pautas, guiones y estructuras de cómo debe ser un social media plan. La verdad es que pueden ayudarnos mucho pero haciendo caso de mi experiencia os aconsejo que seáis vosotros mismos los que lleguéis a conocer a vuestro público y a partir de aquí definir cuál es el mejor modo de relacionaros con ellos.
Como ejemplo os puedo decir que me encontrado con algún emprendedor que ha creado su perfil para anunciar sus servicios en Twitter al ser la red que actualmente crece más. Después de analizar su público objetivo, descubrimos que sus clientes potenciales usan mucho más Facebook. En éste caso pues focalizarnos en Twitter nos podría impedir que conectáramos con la mayor parte de nuestro público.

Algunas de las preguntas que creo interesante hacerse son por ejemplo: ¿qué tipo de contenidos comparten mis lectores? Aunque dispongamos de pocos seguidores, podemos analizar si comparten más artículos, vídeos, etc. ¿En qué momento se conectan más a las redes sociales? Podemos mirar cuando interactúan con nosotros y mirar de hacerlo con ellos en los mismos tramos horarios.
2. Participar regularmente en las redes sociales:
Crear nuestro perfil social, nuestra página de perfil o nuestra cuenta, y visitarla de vez en cuando no es suficiente si lo que deseamos es generar resultados. Es necesario por nuestra parte, o por parte de quien se ocupe del departamento de social media, asumir el compromiso diario de encontrarse con nuestros seguidores y así empezar a forjar nuestra relación con ellos.
Entre algunas actividades que aconsejo encontramos por ejemplo publicar nuevo contenido en perfiles sociales, comentar las actualizaciones realizadas por nuestros seguidores, compartir actualizaciones de perfiles de seguidores, seguir a personas nuevas o líderes de opinión de nuestro sector, responder preguntas y dudas, etc.
Y cuanto tiempo se necesita al día? Es aquí dónde me gusta resaltar que no hay una solución única para todas las empresas. Cada una deberá ajustar la dedicación en función de su estrategia. Una buena opción por ejemplo es experimentar. Podemos empezar por dedicar 30 minutos los primeros días y medir cuál es la respuesta que obtenemos, y valorar si es necesario cambiar nuestro enfoque, y aumentar la dedicación.
3. Medir el impacto de nuestra actividad en las redes:
En ésta clave permitidme que haga referencia a una frase que aplico en distintos contextos: “lo que no se puede medir, no se puede gestionar.” Aplicado pues a nuestro plan en las redes sociales hace referencia a medir el impacto que estamos teniendo.
Estos resultados pueden ir desde un sencillo indicador de cuantos fans tenemos, hasta llegar a medir cuál es la repercusión en nuestras ventas de las campañas que realizamos en los medios sociales. Para medir nuestro impacto, podemos utilizar desde la recopilación de datos (cuantos retweets, cuantos “me gusta”, …), o bien utilizar herramientas más automatizadas como por ejemplo las que nos ofrece Google Analytics.
Esta medición nos servirá también para poder medir si la inversión que hacemos en nuestro plan nos repercute positivamente o si por otro lado, estamos malgastando nuestro dinero, con lo que necesitaremos replantear nuestra estrategia.